Maestra de Atlanta levanta pasiones (y críticas) en redes