Jim Jones: el pastor que llevó a sus seguidores al suicidio

Jim Jones fue un religioso estadounidense, fundador de la secta conocida como ‘Templo del pueblo’ y es recordado por ser el causante de uno de los suicidios en masa más grandes de la historia.

Jim nació en Indiana, Estados Unidos, en 1931. Desde muy joven tenía interés por la religión y el comunismo, por lo que entre los años 1951 y 1952 se uniría al Partido Comunista de los Estados Unidos y se prepararía para convertirse en un pastor, quien más tarde fundaría la congregación ‘Templo del pueblo’.



Con el tiempo conseguiría seguidores que simpatizaban con sus creencias, el apoyo que brindaba a los más necesitados y su oposición al racismo de aquellos años. Sin embargo, a pesar de esto, Jones comenzó a autoproclamarse como una entidad divina que estaba al nivel de Jesucristo.

Comúnmente escogía a sus simpatizantes entre la gente de escasos recursos y más necesitada, pues con promesas falsas estos mordían fácilmente el anzuelo y terminaban por ser despojados de sus pocas pertenecías, con la garantía de conseguir una calidad de vida superior a la de las personas que no formaban parte de la religión de Jones. De esta manera la comunidad se extendió entre los años 60’s y 70’s hasta California, Los Ángeles y San Francisco, llegando a tener más de 3000 seguidores.



Si alguien trataba de abandonar la secta o estaba en contra de las palabras del religioso, esta persona era marginada y violentada por sus integrantes. Esto llegó a oídos del congresista Leo Ryan quien se encontraba en oposición a las creencias e imposiciones de Jim.



Debido a la presión social que los medios de comunicación comenzaban a hacer contra los castigos que imponía el pastor contra los ‘rebeldes’, decidió trasladarse hasta Guayana en América del Sur, donde lo siguieron más de 900 personas.

Leo Rayan quien no se quedó de brazos cruzados, siguió a la secta junto a sus ayudantes en noviembre de 1987 intentando hacer entrar en razón a las personas que se encontraban engañadas por las falsas esperanzas. Les propuso que quien quisiera abandonar el grupo religioso era libre de hacerlo y que él mismo los llevaría de regreso hasta sus hogares en su avión. Una considerable cantidad de gente aceptó la propuesta del congresista, sin embargo Jim que no le agradaba la idea, ordenó a sus fieles que les siguieran e interceptaran antes de abordar la aeronave para después matarlos a tiros.

Sabía que la muerte de Ryan le traería muchos problemas con el gobierno estadounidense, por lo que ya no tendría escapatoria y era momento de tomar una decisión radical. El 18 de Noviembre, un día después de la muerte de Leo, Jim dijo a sus seguidores que no tenían otra opción más que suicidarse, pues la secta estaba a punto de ser destruida y que era la única salvación para ‘trascender a otro nivel espiritual’ según sus palabras.



Las más de 900 personas, entre ellas una gran cantidad de niños y jóvenes, que creían en las palabras del líder religioso, tomaron una mezcla de cianuro que les provoco la muerte. Jim terminó con su vida de un balazo que el mismo se dio en la cabeza.


Tags: ay nanita miedo religión

1258


Más de Ay Ojón