Su obsesión por un personaje animado lo llevó al suicidio

Taylor Gamboa Arronis de 15 años y residente de Costa Rica, decidió terminar con su vida el 16 de agosto del 2016 para ‘alcanzar’ el sueño de estar cerca de su personaje animado favorito.

El chico tenía una fuerte obsesión por una mujer ficticia de la animación japonesa llamada ‘Ikaros’, perteneciente a una serie de nombre ‘Sora no Otoshimono’. Según comentan sus padres a los medios de comunicación, el joven solía gastar su dinero en mercancía de este dibujo, así como dedicar la mayor parte del tiempo en él. Se había vuelto frío y reservado hasta el punto en que no deseaba recibir nada de su familia que no fuera dinero para emplearlo en más productos de la caricatura.



Aquel día, sus papás, Jesús Gamboa Ramírez y Wendy Arronis Obando, llamaron temprano a la habitación de su hijo, sin embargo no hubo respuesta. Jesús se asomo por la ventana del cuarto y descubrió el horror: Taylor se encontraba suspendido en el aire, ahorcado por una cadena metálica, similar a la que usa la mujer ficticia. A pesar de que pronto acudieron en su auxilio, nada se pudo hacer pues el adolescente ya había perdido la vida.



Wendy confirmó a medios que entre las pertenencias del muchacho encontraron una carta dedicada al personaje de ficción, en la que narraba que si no podía estar con ella la vida no tenía sentido y pedía a Dios que lo llevará al cielo o al infierno, pero que le dejara estar con ‘Ikaros’, su novia de fantasía.


Tags: ay nanita miedo suicidio anime

2851


Más de Ay Ojón