12 Razones para NO salir este Buen Fin

Si comprar es bonito, comprar cuando hay ofertas es todavía más satisfactorio. Porque la idea básica es estar adquiriendo algo que uno quiere o necesita, a mejor precio, o al precio justo, según se mire.

Y entre acuerdos, activación de la economía, copia de tradiciones de otros países y un poco de las ganas de consentir a la gente de México surgió desde hace varios años el ‘Buen Fin’, un fin de semana en el que los establecimientos ofrecen sus productos y servicios a menor precio, o a mejor precio.

Parece a primera vista que la oportunidad perfecta para salir de compras pero, de hecho, hay varias razonas por las que es incluso mejor quedarse en casa.

¿Alguna te convence?

Las evidentes:





1.-Si aún debes la mitad de la pantalla plana que compraste en 2015 y empezaste a pagar en 2016, ¿para qué salir este 2017?

2.-Las ofertas son relativas. De verdad, curiosamente, semanas antes, muchas tiendas suben sus precios y para cuando llega el Buen Fin, la ‘oferta’ es encontrarlos en el precio anterior.



3.-Dinero, dinero, dinero, la cosa es simple, o tienes dinero o no tienes dinero; porque aunque pagues a meses sin intereses, ese monto monetario tiene que salir de algún lado.

4.- Hay tantas ofertas en tantos lugares que no es posible aprovecharlo todo, ya sea tener el dinero para comprarlo todo o tenerlo y pero poder llegar a todas las tiendas antes del cierre. Ante la irrealidad del panorama, tal vez mejor evitarse la pena.


Las no tan evidentes:





5.- Piénsalo bien, mientras las masas abarrotan las tiendas, es momento de ir a aquel lugar, restaurante, sitio turístico, playa, parque, etcétera, al que siempre quisiste ir pero no podías por la gente.

6.-¿Sí está claro que el Buen Fin se lleva a cabo durante un puente, uno que conmemora la Revolución Mexicana, cierto? Bien pues, está esa cosita llamada culpabilidad o los héroes de la historia se revuelcan en sus tumbas.



7.-Los maratones de Netflix. ¿Irse a meter entre la muchedumbre a gastar dinero o mejor ponerse al día con Stranger Things y Mindhunter?

8.-La gran distancia entre expectativa y realidad. Una cosa es ir pensando qué se quiere comprar y otra es regresar a casa con cosas que nada que ver, pero además, una cosa es lo que promete la tienda y otra es lo que de verdad pusieron en promoción.


Los dolorosamente reales:





9.-¿De verdad te hace falta comprar ese algo? A lo mejor solamente es inercia. Comprar por impulsividad, que es algo más común de lo que parece.

10.-Filas, espera y desesperación vienen aseguradas con las ofertas de promoción y para los que no tienen paciencia es el apocalipsis.



11.-Llegar a la tienda para la promoción limitada, en la que sólo a los primeros 50 se les da la oferta y sorpresa, eres el cliente número 51.

12.-Querer aprovechar para comprar y reabastecerte, pero darse cuenta que no tiene caso comprar la nueva pantalla plana cuando ya tienes cuatro en casa y sólo dos habitaciones.

Tags: Buen Fin top

461


Más de Ay Ojón


Te puede interesar