¿Qué pasa cuando combinas alcohol con antibióticos?

En realidad depende del antibiótico que estés consumiendo.
Atención, tú que eres un bebedor compulsivo y no puedes dejar la bebida en días santos, pero también fríos, porque seguramente si te enfermas prefieres la cerveza antes que tomar antibióticos, pues temes que sea una mala idea combinarlos con alcohol.

Dependiendo de lo que padezcas, puedes preocuparte con razón, pero no es lo que estás pensando. La mayoría de la gente cree que combinar alcohol con antibióticos provoca que estos no funcionen como deberían, anulando por completo el tratamiento.

Sin embargo, la realidad es distinta, puesto que esta creencia parte de un mito que pasó de generación en generación, desde la Segunda Guerra Mundial, cuando se usaba la penicilina para tratar a los soldados heridos.

via GIPHY



Al ser un antibiótico escaso en la guerra más mortífera hasta ahora, se reciclaba la penicilina de la orina de los soldados. Por fortuna, tomar cerveza ayudaba a incrementar la producción de orina, pero había un pequeño problema.

La cerveza complicaba la obtención de la penicilina, así que los días de tomar alcohol por el bien de los soldados heridos quedaron atrás. Desde entonces se creyó algo muy distinto de lo que es realmente.

El problema es que muchos bebedores ignoran la verdad, así que prefieren dejar de tomar antibióticos por su amada cerveza, dejándolos completamente vulnerables frente a las enfermedades.

via GIPHY



Pero no todo es falso, pues también es cierto que combinar alcohol con determinados antibióticos, como la cefalosporina cefotetan y cefalosporina ceftriaxona, provoca náusea, vómito, enrojecimiento facial, dolor de cabeza, problemas respiratorios y dolor en el pecho.

Esto se debe a que la mezcla hace que el organismo procese el alcohol lentamente, ayudando a incrementar la producción de acetaldehído. Por eso, sin importar el antibiótico, es recomendable abstenerse de beber alcohol hasta terminar el tratamiento.

Otros antibióticos que, al ser combinados con alcohol, pueden provocar malestares son el tinidazol, linezolida, eritromicina y metronidazol, aunque no se ha confirmado que mezclar la bebida con el último de ellos en realidad sea contraproducente.

Tags: wow ciencia

156