9 clásicos del cine de los 90 que no te puedes perder

Todas las épocas se definen por algo, momentos históricos, avances tecnológicos, corrientes de pensamiento y, por qué no, hasta la moda y las películas.

El cine es precisamente eso, reflejo de una realidad, y también en este arte cada periodo se caracteriza por la forma creativa particular que diferencia una época de otra.

Los 90’s fueron cambios, inventos y diversidad en todo sentido y el cine no es la excepción. Estas son nueve películas representativas de la década, obligadas de ver.

Jurassic Park (1993)





El lanzamiento de esta película cambió el curso de la historia, y no sólo en el cine. La gente pudo haber quedado sorprendida con los efectos especiales o los enormes dinosaurios que aparecían en pantalla, pero lo más magnífico era que a alguien se le había ocurrido un concepto original, arriesgado e incluso alocado, pero además el lograr que la idea funcionara con tal maestría, eso es de aplaudirse. Pocos logran algo así.

Matrix (1999)





Pasó a la historia porque marcó un antes y un después en el mundo del cine. En aquel entonces la tecnología usada, los efectos especiales desplegados y hasta la idea filosófica detrás del concepto eran algo nuevo y, por ende, apantallante. Y la verdad es que lo siguen siendo. El corazón del filme, ese pilar central que lo sostiene, la pastilla roja vs la pastilla azul, todavía tienen su eco en la actualidad.

Titanic (1997)





Hubo una época en la que ver esta película era tan obligado como ir a la escuela. Ya no es así y eso no es tan buena noticia. Sí, es un relato de romance medio cursi pero épico a su propia manera, y no hablamos ni del barco ni del iceberg, sino de la forma como la historia logró cautivar a miles de millones de personas alrededor del mundo con un filme que duraba más de dos horas.

Mi pobre angelito (1990)





Pocas películas logran tener tal impacto en la cultura popular como ésta lo hizo. La cara de Macaulay Culkin gritando, con las manos sobre su rostro, es un ejemplo, imagen referencia que todos seguimos entendiendo, o repitiendo, en la actualidad. Es más que una simple comedia, es un relato precautorio, es la idea de que un niño no es tan inocente o está tan desprotegido como se cree, algo que si lo pensamos bien es, en el fondo, realmente revolucionario.

Ni idea (1995)





Hay quien dice que una película de entretenimiento no tiene que estar peleada con el contenido profundo y propositivo. En el género de la comedia esta es el mejor ejemplo. Amena y divertida también es muy proactiva, porque debajo de toda esa plática de moda, estilo, MTV y la preparatoria, la historia habla de muchas cosas interesantes sobre los prejuicios o la lealtad, por mencionar algunos.

El sexto sentido (1999)





Dicen que es la película que hizo que los giros de historia volvieran a convertirse en el elemento narrativo clave del cine y no es para menos. En aquel entonces su estilo revolucionó, de nuevo, la forma como se cuentan las historias y tuvo tal impacto que su éxito intentó ser copiada y repetido miles de veces después, pero nadie logró sorprender de la manera como esta historia lo hizo.

Día de la independencia (1996)





El cine de ciencia ficción e invasiones alienígenas tomó un nuevo aire a raíz de esta película. Había acción, aventura, comedia, peleas, estrellas de Hollywood por doquier y una superproducción detrás, digna de envidiar. Es de esas películas que uno puede ver y volver a ver, y volver a ver, y volver a ver, y nunca cansarse de ella, algo que en el género no es fácil de lograr, porque más que copiar clichés, creó clichés, lo que ya es decir mucho.

El día de la marmota (1993)





Es una comedia romántica pero también una historia sobre bucles del tiempo, que carga consigo toda la reflexión filosófica que ello implica. Un hombre que revive el mismo día interminablemente era para entonces un concepto que pocos, muy pocos, habían considerado explorar. Lo más mágico es que no se enreda con la ciencia pero eso no significa que no logra explicarse a sí misma; tampoco intenta ser obvia en su mensaje, pero sí abarca lo suficiente para dar al espectador una que otra lección de vida.

Tags: películas celebstars

134


Más de Ay Ojón


Te puede interesar