Katherine Heigl, la estrella que se apagó

Katherine Heigl ha salido en una infinidad de películas que conocemos y hasta que amamos, sin embargo, en la actualidad o no todos la conocen o sólo la conocen por su escándalo con Grey’s Anathomy, serie de televisión que le ganó mucho éxito pero que también marcó el inicio del declive de su carrera, cuando se quejó del rumbo de su personaje, lo que eventualmente la hizo salir del programa.

Heigl inició su carrera muy joven, modelando, por cierto, en varias revistas juveniles e infantiles y apareciendo en muchos catálogos de ropa.



También la recordaremos por algunos clásicos de los 90’s, como Pide un deseo, donde su personaje cambia de cuerpo con el de su hermana menor, de personalidad totalmente opuesta a la suya; Mi papá es un héroe, comedia que protagonizó junto a Gérard Depardieu; o Alerta máxima 2, donde sale de sobrina del protagónico interpretado por Steven Seagal.



Después de este periodo se apuntó un éxito al unirse al elenco de Roswell, una serie adolescente donde unos chicos descubren que algunos de sus compañeros de clase son alienígenas, que llegaron a la Tierra durante el choque de su nave en Roswell, Nuevo México, en Estados Unidos.



Tras la cancelación de la serie en 2002, Katherine se dedicó a participar en varias comedias románticas: 27 bodas, La cruda verdad y, la más notable, Ligeramente embarazada, que la convirtió en gran, gran estrella del medio.



Poco después se vio en medio de otro escándalo cuando reprochó de la película y del papel que interpretó. Unos no vieron muy bien que se quejara de un proyecto que le dio tantos aplausos y nuevas oportunidades, y fue muy criticada, tuviera razón en su argumento o no.

Alrededor de esa fecha ya estaba en Grey’s Anatony y, de igual forma, no mucho después fue cuando llegó su problema con aquella serie de televisión.



Entonces la imagen de Katherine se fue para abajo, sobre todo porque su filmografía se llenaba de películas a las que no le fue nada bien, como Año Nuevo, Sólo por dinero o La Gran Boda.

Eso hizo que poco a poco la fuéramos olvidando y laspelículas que hizo casi nadie las vio, y si las veían, eran muy criticadas, por ejemplo en 2017 Mío o de nadie no fue exactamente un éxito de taquilla, de hecho, quedó entre lo peor del año.



Ahora se unió al elenco de la serie Suits, que se tuvo que renovar su imagen para su próxima octava temporada, tras la salida de Meghan Markle, que debió salir de la serie tras sus compromisos reales, al comprometerse con el príncipe de Inglaterra, Harry.

Este es por cierto el más reciente intento de Katherine de encontrar el éxito de nuevo en la televisión, pues tras Grey’s Anathomy apareció en dos series, ambas canceladas prematuramente, State of Affairs, que sólo tuvo 13 episodios, y Doubt, que aunque produjo igual 13 episodios, salió del aire apenas se había estrenado el segundo.

Tags: celebstars Katherine Heigl

459


Más de Ay Ojón


Te puede interesar