Series que quedaron sin terminar pero que no te debes perder

A todos nos ha pasado, que nuestro programa de televisión favorito queda sin concluir, justo cuando la historia estaba creciendo y poniéndose buenísima. Y así, de la nada, la cancelan y nos dejan a los pobres fans sin una resolución.

Lo cierto es que aunque nos quejemos y pensemos que sólo fue tiempo perdido, esto no siempre es así, a veces el viaje vale la pena, incluso si no se llega al destino.

Estas series son ejemplo de ello, terminaron de pronto, posiblemente sin un concreto desenlace, pero igual vale la pena verlas.

Pushing Daisies






Es una serie de culto y el motivo es que es increíblemente original. De esas historias de fantasía y romance que son amenas pero sin empalagar. Trata de un hombre que, al tocar a los muertos, puede hacer que revivan por un minuto, excepto que si los vuelve a tocar, mueren definitivamente. El protagonista hace equipo con un investigador privado para resolver casos, pero el drama se complica cuando nuestro héroe decide no decirle su secreto a su gran amor, después de revivirla. No sabremos nunca si quedan juntos o si ella se entera de sus poderes, lo cual es muy frustrante.

Dark Matter





Mucha ciencia ficción, drama y humor, esta serie de SyFy sólo duró tres temporadas y es una pena, porque era muy entretenida. Todo inicia cuando seis tripulantes de una nave espacial despiertan sin recordar quiénes son o cómo llegaron ahí. Tendrán que reinventarse descubriendo sus pasados (eran por cierto, unos mercenarios espaciales), todo en medio de una conspiración para destruir al gobierno intergaláctico y además en medio de una rebelión de los androides a punto de estallar. Algunos dicen que el concepto se gastó y quiso explorar mucho en poco tiempo, pero igual es un viaje entretenido.

FlashForward





El concepto de este programa era realmente interesante, un día la población mundial pierde el conocimiento por 2 minutos y 17 segundos, dándole a la gente una visión de su futuro seis meses hacia adelante. La historia se centra en descubrir qué significa esto y por qué sucedió. Sólo hubo una temporada y termina con, de nuevo, la pérdida del conocimiento de todas las personas, sólo que esta vez las visiones de su futuro es de seis años hacia delante. Muchas preguntas y casi ninguna contestada, lo cual es finalmente el riesgo en este tipo de programas basados en un concepto tan específico.

Containment





La serie tuvo una sola temporada pero prometía para más, lamentablemente nunca se le dio la oportunidad. Trataba de lo que sucedía dentro de una ciudad que queda en cuarentena por culpa de un extraño virus desconocido. Podría pensarse que el tema se agotaría rápidamente, pero en sus trece episodios abarca temas desde supervivencia, manipulación del gobierno, noticias falsas en los medios y motines por culpa del pánico. No tiene un cierre como tal porque aunque logramos saber de dónde salió el virus, nunca se encuentra ni la cura ni la forma de resolver el problema. Igual puede tomarse como una miniserie sin un final feliz, lo cual no es malo.

Dark Angel





Este trabajo creado por James Cameron y protagonizad por Jessica Alba fue el éxito del momento cuando se estrenó en el 2000. Sin embargo, tal vez inexplicablemente, la historia fue perdiendo audiencia. Aquí Max es una joven con habilidades especiales que pelea contra un gobierno que ha traído miseria a su paso, todo a la par que busca por sus hermanos, es decir, los otros soldados modificados genéticamente por la milicia, cuando ellos eran apenas unos niños. El final promete un enfrentamiento entre los dos bandos opuestos, pero esto nunca se vio, porque no hubo más que dos temporadas.

Pitch





Se promocionó mucho a esta serie deportiva pero al final puede que no haya cumplido con las expectativas. Se trataba de un drama en el que una joven beisbolista se convierte en la primera mujer en entrar a las grandes ligas, es decir, a jugar en un equipo profesional, lo que implica, obviamente, ser la única mujer entre deportistas hombres, con toda la polémica que ello puede traer. Sólo hubo diez episodios y además el último capítulo termina en que la protagonista sufre una lesión en su brazo. ¿Terminará su carrera, tomando en cuenta que es la lanzadora de su equipo? Nunca lo descubriremos.

V





Esta versión de 2009 era un remake de la original, de 1984, aunque bien puede considerarse una continuación de la anterior, por la forma como la historia conecta a ambas. Se enfoca en la llegada de naves extraterrestres y la manera como la población reacciona ante estos seres que dicen venir en paz. Por supuesto sus planes son más bien de invasión, pero sólo un puñado de personas logran darse cuenta de ello. La segunda temporada termina con personajes clave que mueren, además de la promesa de un nuevo enfrentamiento entre humanos y alienígenas. Unos dicen que, en corto, por como cierra, los humanos perdieron, pero otros dice que esto es tanto relativo como debatible.

Tags: Series top

981


Más de Ay Ojón


Te puede interesar