'1999', La creepypasta de un misterioso canal de televisión canadiense

Muchas historias de terror denominadas como “creepypasta” las hemos llegado a leer en el internet. Son historias cortas, otras veces largas, pero con temas de cierto terror y suspenso que nos llegan a fascinar, por esa posible mezcla de realidad, ficción y lectura rápida.

Algunas historias de esta índole resultan ser más fascinantes que otras, cuando su contenido puede ser nuevo, o en su gran mayoría están basados en lugares, y tal vez, hechos reales. Son aquellas entradas de blogs, posts en foros o sitios que mas leen los usuarios de esas comunidades.

1999 Es el título de una creepypasta publicada en una comunidad wiki, su autor se hace llamar “giant engineer” (ingeniero gigante traducido al español), y es una historia no tan breve como suelen ser las creepypasta, pero si le das una oportunidad de digerirla a pesar de la extensión, quedarás sorprendido e inmerso en este relato que nos deja con la duda, si fue real o no.

De forma resumida, y sin contar con tanto spoiler, Giant Engineer redactó una fascinante creepypasta donde juega el papel ficticio de un muchacho llamdo Elliot, quien relata haber sintonizado en su infancia un canal de televisión local muy peculiar.

Se trata del canal “Caledon 21 local”, una señal transmitida de forma rudimentaria, en el que los contenidos que podía sintonizar la audiencia, a través de televisores y antenas viejas y obsoletas, eran dirigidos a público infantil.

En su mayoría, descritos en la entrada por Giant Engineer, las producciones de este canal eran de muy bajo presupuesto. Los programas que mas comenta la historia son conocidos como “Booby” y “La bodega del Sr. Oso”. En dichos programas, el primero se trataba de un mini teatro, una mano sin marioneta, calcetín o alguna otra prenda que es usual en el teatro de marionetas, se balanceaba sobre una mesa y actuaba el episodio, mientras que en La bodega del Sr. Oso, este programa presentaba a un hombre vestido con una botarga de oso, quien diariamente entrevistaba a un niño nuevo.

La cosa comienza a ponerse turbia cuando el protagonista de la historia, acude a visitar las instalaciones del canal junto con su padre, tras escribir una carta a el señor Oso, pero cuando llegan al lugar de los hechos, el padre del muchacho quien escribe esta historia de manera apócrifa en su blog, lo obliga a retirarse y no termina de explicar algunos motivos.

Tras madurar el niño, ahora convertido en un adolescente joven, quien está por entrar a la universidad, decide no quedarse con la curiosidad y saber, que fue del canal que llego a sintonizar de niño.

El misterio de este canal local, lo lleva a descubrir que estuvo a punto de ser una víctima, de una mente pederasta tan retorcida, la cual, de manera inesperada, no sólo evadió a la justicia, también está en búsqueda de Elliot (el protagonista de la historia).

Atrévete a darle la oportunidad de leer esta historia. Se recomienda leerla en su idioma original (inglés), puesto que muchas traducciones de usuarios hispanohablantes es deficiente.

Tags: Creepypasta

716


Más de Ay Ojón


Te puede interesar