¿Qué tiene de especial la Met Gala?

Lo único bueno que salió de ahí fueron los memes
La gala del Met o como le dicen los fresas Met Gala es un evento de beneficencia que se realiza para financiar el Instituto del Vestido del Museo Metropolitano de Arte (de ahí, su nombre), el cual cada año es uno de los eventos fuera de la temporada de premios que reúne a la mayor cantidad de celebridades del mundo, pero eso no nos importa, lo que nos importa es criticar a los invitados y defender las decisiones de los artistas que admiramos. Que viva la mediocridad.



Como cada año, hubo una temática y la de esta edición fue Cuerpos celestiales: Moda y la imaginación católica, lo que prácticamente significa 'vístanse como si fueran a hacer su primera comunión o de vírgenes'. Muchas celebridades deslumbraron y otras parecían madres estiradas en el bautizo de su sobrina por lo que es sorprendente la atención que le damos a un evento que en primera, no nos afecta en nada, porque el mundo de la alta moda está tan alejado de nosotros, los mexicanos que nos ahogamos en pobreza y mal gusto y en segunda ¿qué tan más superficiales nos podemos volver?.



Nuestra idolatría a las celebridades es tal que al momento de ver a personas privilegiadas y con carteras gordas en un evento tan exclusivo que no puede ser defendido de ser elitista, sí esa mujer flaca y blanca se ve bonita y sí, la moda es arte, pero no por eso deja de ser lo que es, una madriguera de esnobs.



El narcisismo y egolatría que las celebridades muestran es enfermizo, ya que sólo se dedican a posar y a nada más, asisten a ese evento no por el amor al arte sino al amor a ellos mismos; ¿por qué no pueden recorrer la alfombra roja como una persona normal y entrar al recinto?, si pasaran la mitad del tiempo saludando a sus admiradores que pasan horas esperándolos, sería un mejor evento y se verían mucho mejor de lo que se ven posando como estatuas de silicona.



El tema de este año también fue controversial, no bastaron con trivializar al Punk y a la cultura China, sino que ahora se hicieron los santos (literalmente) y recurrieron al cristianismo. Hubo quienes los acusaron de hipócritas por que ¿qué hubiera pasado si el tema hubiese sido el Islam? definitivamente diferente y un poco más racistas, pero como todas esas celebridades sienten la necesidad de llamar la atención y ser chocantes, adelante.

Está bien que la gente disfrute eso, se vale, pero como siempre esto va dirigido a los posers, a los y las que quieren llamar la atención y ni siquiera saben el por qué del Met Gala. Dejen de ser básicos y dejen de seguir tendencias, no sean el estereotipo de la chica superficial o el de el homosexual que sueña con ser delgado o el de ser un imbécil, la Met Gala es buena en el sentido artístico, pero de ahí en más, es una perdida de tiempo.

Lo único bueno de este año fue la presencia de la mimísima Reina del Pop, Madonna.


Tags: Apesta Met Gala fashion

615


Más de Ay Ojón


Te puede interesar