Guía definitiva: cómo usar a un hombre

Bien dicen que detrás de todo gran hombre hay una gran mujer, pero también es cierto que si a ese hombre lo traen comiendo de la palma de la mano, es obra de una mujer muuuuy inteligente.

Aunque se oiga muy cruel, siempre hay que sacar algún beneficio de cualquier situación y si un chavo se nos pone enfrente ¡claro que vamos a aprovechar!

Si eres mujer y nunca has usado a un hombre (no mientas) sigue esta guía para que vayas aprendiendo. Y si eres un chico, siento mucho lo que estás a punto de leer.

Cómo empezar



Esta es la parte más importante y la que definirá el tipo de beneficios que sacarás del chavo en cuestión. Todo comienza con saber qué quieres ¿Quieres que te hagan la tarea? Háblale por Facebook al más nerd de tu salón ¿Quieres que te pichen todo? Consigue el número de algún mirrey con quien tengas amigos en común ¿Quieres que te lleven y te traigan a todos lados? Háblale por WhatsApp al que tiene el carro que más te guste. Ahora, ya que tienes a alguien en la mira, platica con él. Conócelo, pregúntale cosas sobre él, interésate en su vida, dile que te cae súper bien. Eso le hará pensar que algo de él te llama la atención y que probablemente se puede dar algo contigo.

Tip: usa tu sentido del humor para que no se vea tan forzado este p*do; no seas tan directa, tiene que creer que te gusta; no seas intensa, deja que el tambien ponga de su parte.

Las salidas



Ya que se echan la platicadita con frecuencia, invítalo a salir. Esta es la prueba de fuego: si te dice que sí, ya estás más para allá que para acá. Aplica la de "ando ocupada, pero hay que vernos para seguimos platicando" (sí funciona). Dile que vayan a algún café, bar, fiesta e incluso a estudiar o hacer un trabajo, todo depende de lo que quieras conseguir.

Los favores



Ejemplo 1: Haz que vaya por ti y te regrese a tu casa. Si el chavo es caballeroso, se va a ofrecer, pero si no, no te apures, dile que se vean ahí y no lleves carro. Durante la plática háblale de cómo extrañas tu carro ahora que está en el taller. Te aseguro que a la hora de irse te va a dar ride.

Ejemplo 2: Haz que pague todo. Si se fueron a pistear o a cenar, obvio lleva dinero, pero cuando llegue la cuenta deja que él sea el que decide qué hacer. A veces por pena o por verse cool pagan todo y si en realidad le gustaste no va a dudar en sacar su cartera.

Ejemplo 3: Haz que te haga la tarea. Dile que no le entendiste nada a la maestra y pídele súper linda y encantadora que te explique con un ejemplo o que te enseñe cómo hizo él su trabajo. No digo que te hagas la tonta, pero sí la interesada en hacer las cosas bien y sacar buenas calificaciones. A huevo te ayuda.

Si empieza a sospechar...



Oféndete. Dile que cómo puede pensar que tú le harías algo así. Argumentos, argumentos, argumentos. Habla de lo bien que se llevan y de la confianza que se tienen. Dile que tú también le haces favores. En fin, hazte la sentida, a todas nos sale muy bien.

Tip: no hagas drama porque te ves más obvia. Sólo haz como que en verdad te dolió el comentario.

Si se hace el difícil...



¡Que empiece el coqueteo! La próxima vez que salgan tócale el brazo, salúdalo con un beso en el cachete bien dado o agárrale la mano en el carro. Vístete guapa para él, pero que se vea effortless.

Tip: no llegues a más (besos y/o sexo) porque luego es más difícil quitártelo de encima, pero tú decides.

Si se empieza a enamorar...



Mándalo directito a la friendzone. Dile que nunca quisiste confundirlo y que no era tu intención ilusionarlo, que lo quieres mucho, pero que ahora que sabes que tiene sentimientos por ti, las cosas ya no serán iguales. Obvio recuérdale que ahí estás para cualquier cosa, pero que es mejor alejarse un poco.

¡Y listo! Ya conseguiste lo que querías. Ay hombres... qué haríamos sin ustedes.

Tags: Guía definitiva

1571

Más de Ay Ojón


Te puede interesar