Tu PC ya podría estar infectada de este malware y tu ni cuenta - ¡Ay ojón!
LO MÁS VISTO

Wow!

Tu PC ya podría estar infectada de este malware y tu ni cuenta

POR: Chris @ChrisdelaC martes 16 de junio del 2015



Nunca estaremos seguros, pero al menos existe manera de protegernos
Una de las cosas a las que más tememos como usuarios de internet es que nuestras computadoras se infecten de algún malware o software malicioso, específicamente un virus, gusano, troyano u otros, pero lo cierto es que a veces un antivirus no basta para protegernos.

Muchos programas prometen cuidarnos de infecciones, pero algunos son poco útiles e incluso resultan ser dañinos para nuestra computadora. La mejor recomendación es ser conscientes de los sitios que visitamos y de los programas que instalamos, revisando su nivel de confiabilidad.

Para que sepas cuáles son los tipos de malware y cómo protegerte, no pierdas de vista la siguiente lista.

Virus



Te pasaste toda la vida creyendo que un virus es como una enfermedad para tu computadora y que engloba todos los tipos de infecciones. Ésto último no es del todo cierto, pues más bien se trata de un programa que afecta tu computadora. Infectan a otros programas para que su funcionamiento se vea afectado, y en el peor de los casos, el sistema se vuelve irreparable.

Si no quieres que esto le suceda a tu computadora, lo mejor es que instales un antivirus y ejecutes un análisis para cada ejecutable que descargues de una fuente no confiable.

Gusanos



Si los virus por sí solos hacen tanto daño al infectar código de otros programas, los gusanos son programas que se multiplican para colapsar el sistema, pero no sólo eso, pues si está conectado a una red, por ejemplo en una escuela o empresa, también pueden saturarla, haciendo que el trabajo y la conexión se ralentice.

Para evitar un contagio, lo mejor es usar un antivirus y evitar descargar programas de lugares sospechosos o poco confiables.

Troyanos



Como el caballo de troya, los programas troyanos se encuentran dentro de otros programas sin que te des cuenta, pero se instalan ‘a escondidas’ y pueden infectar tu computadora como cualquier virus. Además de infectar, pueden eliminar archivos importantes del sistema y permitir que otros se comuniquen a tu computadora sin tu consentimiento para controlarlo de manera remota. Con ellos se suele obtener información valiosa de una persona.

Va la misma recomendación, pero si eres de los que descargan, por alguna razón, programas o películas mediante torrents o aplicaciones como Ares, si no conoces la procedencia exacta del archivo, mejor no descargues nada.

Rootkit



Es probable que tu computadora ya esté infectada y no te des cuenta, pues el análisis de virus no te arroja infecciones. Pues bien, si tu computadora se comporta de manera inestable pero aparentemente no tienes virus, entonces un rootkit se ha encargado de ocultarlo. Estos programas pueden ocultar otros programas y archivos, como cuando los ficheros de la memoria se ocultan y nadie supo por qué.

Para evitar infecciones de virus, lo mejor es que instales un antivirus, pero si ya te encuentras infectado, lo mejor es que uses herramientas específicas, como TDSSKiller de la compañía Kaspersky, para recuperar tus programas y archivos, además de eliminar el rootkit.

Phishing



Una de las maneras más sencillas de hacerse con los datos de una persona, como el acceso a cuentas de internet de redes sociales o más importantes, como acceso a la información bancaria, se pueden obtener mediante el phishing. Son páginas web falsas pero muy similares a las originales. A veces pueden contener información engañosa a manera de advertencia, así que es más fácil que el usuario caiga en el engaño.

La mayoría del phishing proviene del spam que los antivirus se encargan de filtrar, así como los servicios de correo electrónico. Nunca intentes abrir los enlaces dentro de estos mensajes.

Adware



Si has instalado programas gratuitos últimamente y te has percatado de que el navegador muestra publicidad donde no debería, que tu proveedor de búsqueda ha sido cambiado o te saltan notificaciones de lugares donde no imaginabas, seguramente no leíste y sólo dabas clic para iniciar la instalación. Muchos programas adware se instalan porque son publicidad de otros programas, pero pueden llegar a ser molestos y en el peor de los casos pueden robar tu información.

La mejor solución es evitar la instalación de programas gratuitos con adware y optar por programas de código abierto, o bien, leer antes de dar clic.

Nada de esto es novedad, pero existen variantes de cada uno de estos tipos que se diferencian por su funcionamiento o nivel de afectación. La información que recolectan es compartida con otros, lo que funciona como negocio para el recolector. Al final de cuentas, tú eres la víctima, pero todo depende de cuánto cuidado tengas al navegar en internet, donde proviene la mayoría del malware.
COMENTARIOS

Cia. Editora de la Laguna, S.A. de C.V.5
Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000