Los peores trabajos de buenos actores

Un buen actor no siempre puede hacerlo todo bien, es decir, todos sufrimos tropiezos. Y ya sea porque se ven obligados a hacer ciertos proyectos o porque no pueden realizar más con el papel que cae en sus manos, en ocasiones los ‘buenos’ actores terminan dándonos trabajos realmente terribles.

Aquí algunos ejemplos memorables.

Robert de Niro en Dirty Grandpa





Es extraño pensar que De Niro haya aceptado hacer esta comedia tan penosa y absurda. Estamos hablando de un ganador del Oscar y leyenda del medio. La película en cuestión sin embargo, resulta insípida, forzada y demasiado ‘rara’ como para ser recordada con ánimo. Que el actor haya pasado de aparecer en películas legendarios a terminar en estos churros mal logrados es además lamentable. Es decir, para relajarse y pasar un buen rato, hay comedias mejores.

Dakota Fanning en Twilight





De esas actrices que sorprendió desde niña y que poco a poco se fue forjando una carrera impresionante al lado de los grandes del espectáculo. La guerra de los mundos, Pequeñas grandes amigas, Coraline o Hounddog fue de lo que hizo mientras era menor de edad y que le ganó aplausos. Pero cuando salió en la saga de Twilight, verla en pantalla era doloroso. Sabemos que la caída fue sólo temporal, es decir, con The Runnaways o Brimstone nos recuerda su talento.

Nicolas Cage en The Wicker Man





Esta historia no sólo es un remake, es de las cintas que marcaron el declive de la carrera de Cage, quien en algún momento pasado fue de los actores más respetados de Hollywood. Su filmografía se llena de aciertos pero extrañamente también se plaga de desaciertos, y de los varios ejemplos que nombrar, ésta es de los más estrepitosos. Su actuación no sólo es plana, es risible; es peor incluso que el concepto y desarrollo, que ya es mucho decir. Una verdadera pena.

Halle Berry en Gatúbela





La actriz venía de haberse ganado un premio Oscar cuando esta cinta fue estrenada. No hay mucho que decir al respecto, porque, comparando, la calidad de interpretación es abismal, si bien hay que reconocer que el guión de Gatúbela no da mucho espacio a Berry para dejar ver sus dotes histriónicas. A la cinta no le fue nada bien, evidentemente, y la película, en lugar de ayudar a la carrera de Berry, la hirió bastante en su camino hacia el éxito consolidado.

Michael B. Jordan en Fantastic Four




Este actor ha sabido demostrar su talento, incorporando además en su filmografía tanto cintas independientes como blockbusters bien logrados. Su labor frente a la cámara ha sido aplaudido sobre todo en el circuito del cine de arte o poco comercial, Chronicle o Fruitvale Station lo demuestran, pero incluso cuando lo vemos en historias como Creed o Black Panther, es evidente que lo hace bien. Fantastic Four es el frijol en el arroz que tiene que arrastrar.

Emma Stone en Aloha





La joven actriz ha hecho más de una mala cinta, pero Aloha sobresale porque de paso, aparte de sosa, se vio en medio de la polémica por elegir a una actriz norteamericana, Stone, en el papel de una persona de ascendencia hawaiana y china. El proyecto fue un desastre, casi tan malo como otra película lamentable de Stone, Gangster Squad, donde actúa nada menos que junto a Sean Penn, Ryan Gosling y Josh Brolin. Otro error en su filmografía que seguramente querrá dejar en el olvido.

Tags: top películas cine


Más de Ay Ojón


Te puede interesar