6 Personajes femeninos innecesariamente sexualizados

Ninguna mujer es un objeto sexual; de hecho, ninguna persona lo es. Entendemos que para algunos personajes su faceta sexy es importante o que haya películas en las que los desnudos son importantes para contar la historia que se desenvuelve, pero de esto a objetizar a un personaje femenino sólo porque sí, esa es otra cosa.

Estos son algunos claros, e inaceptables, casos.

Leia en Star Wars: The Return of the Jedi





No es de a gratis que hasta la propia Carrie Fisher reveló años después que las escenas la hicieron sentir incómoda. Y no es sólo el bikini, sino el hecho de que en ese momento su personajes aparezca como una esclava de un ser con poder de sometimiento. De paso, preguntémonos, la escena cumple su función pero, ¿no es poner a Leia en esa posición sólo un movimiento pensado para convertirla en un ‘objeto del deseo’?

Carol Marcus en Star Trek into Darkness





La pobre Alice Eve no pudo escapar a un par de fallas en esta secuela. Uno, el que su personaje fuera insertado casi a la fuerza cuando pudo entrar con más naturalidad y participar con más relevancia (y sí que se podía). Dos, tener que aventarse esta escena en ropa interior porque… ¿Por qué? Ah, claro… porque sí. Ni un verdadero romance hay entre ella y Kirk; es decir, hasta eso se saltó la historia, lo que indica que el momento de verdad sólo aparece sin motivo alguno.

Leeloo en El quinto elemento





El personaje de Milla Jovovich en esta película de acción tiene muchas dimensiones y la actriz interpreta de manera impresionante a una heroína como pocas había en esa época. Sin embargo, las referencias sexuales que se hacen de Leeloo muchas veces vienen de a gratis. Dirán lo que sea con la excusa de que era un ‘experimento’ pero, ¿no podía el gobierno taparla un poquito más? O en todo caso, ¿por qué no destaparon también más a Bruce Willis?

Mikaela Banes en Transformers





Megan fue parte del motor publicitario en esta primera entrega de la saga. Y parece que la idea de fondo no era tan desviada…énfasis en el ‘tan’. Una chica cool y hermosa que además es inteligente y audaz. Excepto que para la mitad de la película Fox deja de ser coprotagonista para convertirse en sólo ‘la chica’. Michael Bay no la escogió sin pretexto. Ver a Megan en pantalla siendo y viéndose sensual era el gancho de las películas.

Natasha Romanoff en Iron man 2





El personaje no se define por su sexualidad, pero aprende a utilizarla como medio de manipulación y arma, y esa habilidad astuta es parte de quien es. No obstante, las adaptaciones de Marvel al cine no han hecho todo lo posible por hacer a Natasha un personaje absolutamente sagaz, sino más bien, sólo sexy cuando mejor les conviene. Y especialmente en Iron Man 2 Romanoff, y Scarlett Johansson, sólo está ahí, para deleitar a la cámara, lo que es un desperdicio de actriz y de personaje.

Harey Quinn en Escuadrón Suicida





Hay muchas cosas que reprochar a esta película pero en este caso específico, técnicamente Margot Robbie se la pasa en poca ropa porque es el personaje femenino central entre tanto chico a su lado. Sí, ahí está Cara Delevingne pero es la villana y la vemos casi todo el tiempo como ente ‘fantasmal’. Y ahí está Karen Fukuhara como Katana pero la película apenas se fija en ella. Había que atraer a la gente y se eligió un estilo cool para Harley Quinn. Se ve fantástica pero eso no quita que hasta Robbie se sintiera fuera de lugar. Tal vez si lo sexy hubiera sido más discreto y menos obvio.

Tags: Personajes sexualizados top cine