La política y la series, la mejor combinación

Hay muchas cosas que aprender de una serie de televisión y cuando se trata de historias de política, es momento de adentrarse a temas como las negociaciones, la persuasión, la táctica, el engaño y el poder.

No se trata de las clásicas lecciones de academia, sino de ejemplos representativos narrativos que combinan entretenimiento, porque se tratan de historias dramáticas después de todo, con una representación de cómo suceden los dimes y diretes de un mundo lleno de intriga.

Para aprender y conocer un poco más de estos temas, estas son algunas series de televisión recomendables.

House of Cards





Legendaria más allá de los escándalos que la rodearon después del despido de Kevin Spacey, la historia es una mirada general a las artimañas que suceden tras bambalinas en la búsqueda por el poder, porque llegar a la presidencia de un país es mucho más que el plan de acción de un solo hombre y la política, de hecho, el plan de acción es lo de menos, lo importante es saber cómo moverse y con quién aliarse. Además, no sólo es llegar a la meta, sino también mantenerse en lo alto lo más y mejor posible.

Game of Thrones





La historia sucederá en un mundo fantástico pero refleja muy atinadamente la política internacional postmoderna y actual, en donde los que pelean por el poder no se dividen en dos bandos luchando por el mismo fin, sino que se llena de muchos participantes, cada uno con sus propias agendas. Traiciones, armamento oculto, ejércitos clandestinos y una facilidad de jugar con las piezas como buen tablero de ajedrez, es el pan de cada día en este mundo ficticio, un escenario que no está muy alejado de la realidad.

Veep





Una lección de política pero abordada desde un punto de vista mucho más irónico, satírico, práctico y divertido. Podrá tratarse de un programa de comedia pero atina en muchos casos respecto a las incoherencias y sin sabores de las oficinas, las campañas, la rivalidad y la lucha por mantenerse relevante en un mundo cambiante que no perdona a nadie. Más importante aún, todo es trabajo en equipo y mientras Selina Meyer es audaz y perspicaz, todo, todo se lo debe a su séquito.

The West Wing





Una serie multipremiada creada por Aaron Sorkin que por siete temporadas nos adentró a la dinámica dentro de la Casa Blanca y el gobierno en Estados Unidos. Un gobierno ficticio pero muy basado en el proceso real que otorga un análisis crítico, visto a través del staff de empleados del gobierno federal y su día a día tratando de sacar a flote, más que sus carreras, un país. Del presidente a los Congresistas, los analistas, los consejeros y demás, todos interactuando en un mismo punto clave, la Oficina Oval.

Political Animals





Una miniserie muy dinámica en cuanto al drama detrás de un ideal, la candidatura a la presidencia. A la cabeza y protagonizando está Elaine Barrish, ex primera dama que decide a seguir su propio camino con sus propios ideales y alejarse por fin de la sombra de su marido. Lidiando con su partido político, la prensa y sobre todo el drama familiar, Barrish deberá arriesgarse en un escenario político en el que lleva las de perder, en gran medida por la negativa de decidirse a creer en una mujer fuerte y capaz.

The Good Wife





Se trata de un drama político pero también legal que ahonda en el escándalo, la corrupción y el cómo una estrategia respaldada por un buen grupo de abogados puede construir o arruinar el futuro de una figura pública. Puede no adentrarse de lleno en el mundo de la política, según su contexto, pero sus temáticas sí hablan de aquellos vericuetos legales de los que se puede hacer uso para, por ejemplo, cambiar la opinión pública. Porque la política es más que correcto o incorrecto, inocente o culpable; es más bien saber elegir cómo aplicar más la ley.

Braindead





Una divertida sátira que pone en perspectiva las incoherencias y locuras políticas que se ven en muchos rincones del planeta. En este caso, todas las extrañas decisiones que comienzan a suceder en el gobierno estadounidense parecen ser causadas por una invasión extraterrestre en donde insectos comienzan a controlar las decisiones del gobierno infectando a las personas a cargo de hacerlas. Una forma crítica y disparatada, irreverente, pero también muy irónica como abordar las extrañezas de la política actual.

The Crown





Perfecta para conocer un poco de historia y aunque técnicamente es un drama, y de eso tiene mucho, también nos da una mirada general de cómo y quién maneja los hilos que mueven el gobierno, en este caso el británico y adentrándose en el reinado de Elizabeth II, la reina actual de aquel país, por cierto. Nada como saber bien a fondo la forma de manejar las crisis económicas, políticas y sociales, que abordando acontecimientos reales, muchos que incluso a algunos les tocó vivir.

The Borgias





Histórica, si bien con sus libertades creativas, la historia se ambienta en el siglo XVI y sigue a la familia Borgia, una dinastía que se mantuvo en el poder asegurándose un papel cercano en los reinados español e itálico de la época. Su vida, como se sabe y la historia demuestra, está llena de escándalos y es que la trama se adentra a todo aquello que fueron capaces de hacer estas personas con tal de salirse con la suya. Estuvieron detrás de muchas decisiones polémicas en la nobleza de su época, todo además con tal de destruir a sus adversarios y asegurarse que su legado persista.

Tags: series política top


Más de Ay Ojón