La representación LGBT en los programas para niños: ¿Necesidad o capricho?

La diversidad sexual también cuenta, chavos
El debate sobre si Beto y Enrique, personajes muy famosos de Oláza Sésamo son pareja homosexual o sólo dos amigos viviendo juntos debido a la pésima situación de bienes raíces en el mundo volvió a dar prominencia al tema de los personajes LGBT en series infantiles sobre la mesa, trayendo a las preguntas que todos los que se oponen llegan a usar como argumento: ¿Realmente necesitamos eso?, ¿No es algo dañino para los niños?, ¿No deberíamos promover algo 'antinatural' y que es anormal?, ¿Si veo a un joto en televisión, me hago maricón?.



A medida que los tiempos cambian, la sociedad ha comenzado a aceptar un poco más a la comunidad LGBT, sin embargo, en el hemisferio oeste la homofobia sigue prevaleciendo en gran medida, y nuestro país, además de ser asquerosamente machista, es repulsivamente homofóbico, por lo que muchas personas están en contra de que sus hijos vean a personajes sexualmente diversos en sus caricaturas.



El tema de Beto y Enrique y las peticiones de los fans para 'sacar del closet' a personajes famosos como Elsa de Frozen o Deadpool de Marvel es un grito de desesperación por parte de las persona no heterosexuales por tener cierto tipo de representación, de ir al cine y ver a alguien como ellos, con la misma sexualidad con la puedan identificarse y se normalice las otras orientaciones sexuales.



En el siglo XXI películas como Paranorman o Cómo entrenar a tu dragón 2, ambas infantiles y con un público masivo, incluyeron a personajes homosexuales, pero su sexualidad fue discutida tan sólo por segundos y fue más bien objeto de burla. En las series animadas infantiles, cada vez son más los personajes que no caen en la heteronormatividad, y, aunque han existido personajes así desde hace más de 30 años, en muchos casos las televisoras prohibieron a sus creadores explorar cualquier sexualidad que no fuera la heterosexual.



Una representación abierta de alguien homo, bi o pansexual, además de alguien transgénero es algo que se necesita, porque sería un gran paso para disminuir el ostracismo mediatico que sufre la comunidad LGBT, además de que las persona están hartas de adivinar si alguien no es heterosexual, como pasó con bastantes personajes de Sakura Cardcaptor.



Series animadas modernas como La leyenda de Korra, Hora de Aventura y Steven Universe están rompiendo paradigmas al mostrar abiertamente relaciones libres de etiquetas de género y sexo, por lo que se espera que en un futuro más títulos cuenten con personajes en donde su sexualidad no heterosexual no se objeto de burla o de 'shock'. Además, una vez que se den cuenta que la aceptación es rentable, Disney capitalizará descaradamente con la comunidad LGBT, aunque fin de cuentas sea algo bueno.



Las personas que no son heterosexuales y aún no lo saben se podrían beneficiar de ver a alguien como ellas en sus series favoritas, las ayudaría a sentirse menos confundidas y más aceptadas, al saber que no son anormales por que la sociedad asume que todos son hetero y en en estos tiempos donde se lucha para más visibilización, es fundamental emplear más representación, no es una cuestión de capricho, o de querer 'homosexualizar' a los jóvenes, sino que es una cuestión de inclusión hacía los que por generaciones han sido disminuidos a raros, anormales y fenómenos; es una cuestión de necesidad.

Tags: WOW televisión LGBT