Stephen King: El rey del terror

Si no han leído alguna de sus obras, seguro han visto alguna adaptación de ellas
El género literario conocido como Terror u Horror, y en algunos casos, De miedo, es popular entre lectores de todas las edades, ya que todos disfrutan sentirse abrumados y agobiados por una sensación de inseguridad y temor provocadas por unas simples oraciones exacerbadas por nuestra imaginación, y no hay nadie mejor para invocar la experiencia de el rey del terror,Stephen King.



Stephen Edwin King nació el 21 de septiembre de 1947 en la mojada y nebulosa ciudad de Portland, Maine (estado en el que varias de sus novelas están ambientadas) y a sus dos años fue víctima de abandono por parte de su padre quien no regresó a la casa tras 'salir a comprar unos cigarriillos' por lo que creció en un hogar económicamente inestable.



Tras estudiar inglés en la universidad y encontrar trabajo como maestro en una escuela secundaria, King publicó su primera novela, Carrie en 1973. El libro fue exitoso, pero causó controversia debido a la violencia descrita en la novela, provocando que fuera prohibido en varias escuelas en todo el país. Un año después lanzó Salem's Lot una novela sobre vampiros y la cual ha sido considerada como su favorita.



En 1977 publicó la que muchos consideran su obra maestra, El Resplandor y tuvo un rotundo éxito a nivel mundial, principalmente por lo aterrador que es el descenso a la locura de su protagonista y como logró fusionar lo sobrenatural con el deterioro mental para crear una narrativa tan aterradora como entretenida.



Desde los últimos años de los setentas, las obras de King recibieron adaptaciones exitosas tanto en cine como en televisión, la primera siendo de nuevo Carrie, cuya película fue aclamada como de las mejores de ese año y aun sigue influyendo en el cine de terror moderno.



En 1980, Stanley Kubrick adaptó El Resplandor, con el majestuoso Jack Nicholson como protagonista, y de nuevo, fue bien recibida por el público y la crítica y también goza de un legado sólido y casi único; sin embargo, King odió la película, argumentando que el director falló en capturar la atmósfera que construyó en el libro y le molestó la interpretación de Wendy Torrance, alegando que él no escribió a un personaje sólo para que gritara.



Como sus novelas y adaptaciones de estas resultaron rentables, King siguió relatando historias macabras, hayan sido novelas o historias cortas que fueron recopiladas para ser lanzadas como antología, fue en este periodo que fue bautizado como El Rey del Terror, título honorífico que hasta la fecha nadie más ha mostrado ser un digno acreedor.



Los trabajos de King son extremadamente detallados, razón por la que suelen ser extensos y tediosos, pero eso es parte de su encanto distintivo; tanto los escenarios como los personajes son descritos de tal manera que el fácil imaginarse lo que está pasando, y cuando se enfrentan a lo que sea que sea el factor miedo, el lector tiene muchas herramientas para poder plasmar la visión del autor en nuestras mentes, y eso por eso que sus obras son efectivas, porque él hace un buen trabajo en contarnos la historia.



Además de su habilidad para escribir, los temas en sí de los que habla son lo suficientemente aterradores e interesantes como para engancharnos y provocar que nos mordamos la uñas. Si no escribe sobre cosas sobrenaturales como fantasmas, demonios y superpoderes, King narra eventos no tan descabellados pero igual de despiadados como por ejemplo un concurso inhumano que consiste en caminar a más de cierta velocidad y si eres el único sobreviviente ganas o un perro rabioso que asesina gente.

Hay obras que hasta el mismísimo Stephen King considera como 'demasiado siniestras', como lo dijo de su novela Cementerio de Mascotas citando que la única razón por la que la publicó fue porque su contrato establecía que debía entregarle a la editorial una novela y su esposa, Tabitha King, lo convenció de presentarla. A pesar de las preocupaciones de King, la novela se vendió bien y hasta tuvo dos adaptaciones en la pantalla grande, con una más en camino, mostrando que a sus fans también les encanta lo macabro y oscuro.



No todas sus obras son de terror, algunas de sus adaptaciones más exitosas incluyen Stand by Me, The Shawshank Redemption y The Green Mile, incluso algunas recibieron nominaciones a los premios Óscar, mostrando la versatilidad literaria de King.







La única adaptación de una obra de King en ganar un premio de la Academia ha sido Misery cuando en 1991, Kathy Bates recibió el premio a mejor actriz principal por interpretar a la autora frustrada y psicópata ocasional, Annie Wilkies.



Hoy en día, Stephen King es sinónimo de terror y suspenso, siendo respetado por gran parte de la comunidad literaria, ya que son muy pocos los que lo critican, y cuando lo hacen, generalmente son ignorados. Sus trabajos han trascendido incluso sin la ayuda de las adaptaciones, por muy buenas que sean, porque King logra crear un ambiente perfecto para atraparnos y sentir el horror y angustia como si nosotros fuéramos los protagonistas de sus historias, y eso es un mérito que no cualquier autor logra, su talento no sólo se debe medir en que tanto nos atemoriza, sino que también nos hace perderle el respeto al un género bastante fácil de ridiculizar, al contrario, nos hace temblar.

Tags: AY NANITA libros terror


Más de Ay Ojón


Te puede interesar