Así lucen ahora los niños del cine que te dieron pesadillas

Películas de terror y horror hay muchas, pero hay algo en aquellas que incluyen a niños en papeles de miedo que nos dejan helados.

Tal vez es la yuxtaposición de una inocencia infantil con una maldad sobrenatural lo que resulta tan inquietante.

Por supuesto, se trata de actores que, con el tiempo, crecen y se transforman e incluso llegan a lucir irreconocibles de como los recordábamos.

Isabelle Fuhrman





Esta actriz apareció como una malvada chica en la cinta La Huérfana, que trata de una pareja que adopta a una niña pensando que todos serán una linda familia pero la pequeña pronto se obsesiona con el padre e intenta destruir todo con tal de quedarse con lo que desea. Claro, nada es lo que parece o, en corto, ella no es realmente una niña.

Linda Blair





La imagen de Linda Blair en El Exorcista es icónica por muchas razones; la película en sí es emblemática dentro de su género y es que las escenas de la chica poseída por un demonio son como para no dejarnos dormir por días. Blair lamentablemente tardó mucho en sacudirse la imagen de ese papel.

Haley Joel Osment





Un niño que ve gente muerta no es cosa de tomarse a la ligera pero es que además, la interpretación de este actor es realmente magistral pues en durante la película, uno siente escalofríos sólo verlo en pantalla. El actor siempre será reconocido por lo hecho en El sexto sentido, lo cual no es tan malo porque lo hizo muy bien.

Daveigh Chase





El aro funciona como cinta de terror por muchas razones y giros de trama, pero la presencia de Samara Morgan como la portadora de una oscura maldición es lo que ciertamente logra darle un halo aterrador al relato. Daveigh Chase no puede ser más opuesta ya que esta jovencita luce totalmente diferente en la vida real.



Jodelle Ferland





Hay mucho que aplaudir y criticar de la adaptación de Silent Hill a la pantalla grande, pero un gran acierto fue la inclusión de Jodelle Ferland en un papel clave, quien actúa de una forma tan enigmática y fría que da escalofríos. Jodelle, que sigue trabajando en el medio, es definitivamente el completo opuesto tras la cámara.

Lisa Burns y Louise Burns





La imagen de estas gemelas apareciendo de pronto en los pasillos de un hotel desolado es probablemente el momento más icónico del cine de terror. El Resplandor es excelente por su historia y su realización, pero sobre todo por la forma como logra que imágenes que parecen tan simples puedan, con el contexto correcto, provocar tanto terror.

Tags: top terror


Más de Ay Ojón


Te puede interesar