6 Películas de ciencia ficción realmente lamentables

La ciencia ficción es un género fantástico que permite jugar con historias al tiempo de ambientarlas en realidades, a veces más lejanas que cercanas, que también dan paso a la creatividad y el ingenio.

Mundos no reales pero con mucha imaginación que siempre estamos ávidos de ver, excepto cuando la idea simplemente resulta un verdadero mal chiste. Así pasa con estas historias, a veces hacen lo más que pueden, pero no siempre hay mucho con qué trabajar.

Geotormenta





La película será entretenimiento simple gracias a su buena dosis de acción y efectos especiales, pero la verdad es que mucho de su argumento no tiene sentido. El calentamiento global llevado al extremo por culpa del hombre (o un invento del hombre) no es una analogía (nada sutil) mala, el problema si acaso es los absurdos narrativos, las líneas de diálogo a medio masticar y lo sobre exagerado del todo en sí. ¿Alguien pensó que funcionaría? No, no lo hizo.

Bebés genios





Bebés que hablan ya es un tache, bebés que son súper inteligentes, más que cualquier otro humano, mientras se mantengan bajo un número específicos de meses de nacidos, es una idea loca, pero no en el mejor sentido. ¿Y una psicóloga quiere demostrar con su investigación esto, que los bebés son extremadamente inteligentes pero sólo hasta que cumplen dos años, cuando pierden esa habilidad al comunicarse con adultos? Terrible. Lo peor es que hasta hubo secuela.

Battlefield earth





Un verdadero desastre del año 2000, John Travolta recibió más que críticas por este trabajo. La historia se ambienta en el 3000, cuando la humanidad, esclavizad por una raza extraterrestre, además está a punto de extinguirse. Si es conocida por ser una de las peores películas de la historia, así tal, es por algo: no sólo la incoherencia de lo que sucede, sino cómo sucede. Y si la trama es mala, la realización y actuaciones son peores.

Las aventuras Pluto Nash





Se supone que debe ser una combinación entre comedia y ciencia ficción, pero nada funciona en lo más mínimo. Trata algo así como de un dueño de un casino, en la Luna, que debe pelear por su negocio de la mafia (la mafia que opera en el satélite lunar). ¿Extraño? Demasiado y no para nada bueno. Eddie Murphy definitivamente metió la pata con este proyecto, que casi destruye su carrera, por cierto.

Transformers: The last knight





Ninguna de las películas de esta saga hace grandes cosas por temas como contenido o lógica. Claro que gusta a los amantes de las muchas secuencias de acción y el uso exagerado de efectos especiales, y es que si hay algo en que darle crédito es la gran producción que traen detrás. Esta quinta película de la franquicia, no obstante, parece que de plano ya ni lo intentó, con dinosaurios robots y Autobots insertados en la magia de Merlín y los caballeros de la mesa redonda. Una cosa absolutamente sin sentido.

Dragonball: Evolution





Seguro no hubo nadie contento con esta adaptación hollywoodense al live action del conocido anime japonés. La razón es fácil de entender, el todo fue tan soso como risible. No tenía que tomarse las cosas tan en serio, bastaba con cumplir. La historia y la adaptación en sí, desde el vestuario a las actuaciones a los efectos especiales, casi da pena ajena. Lo sentimos porque incluso no se le exigía mucho, pero al intentar ser entretenimiento ligero, perdió el rumbo.

Tags: películas top ciencia ficción


Más de Ay Ojón