6 Series de televisión que perdieron rápido su momento

Hay muchas ideas para series de televisión que logran grandes cosas, especialmente si están bien trabajadas. Lo importante no hacerlo bien la primera vez, sino continuar con un buen nivel de narrativa a lo largo de muchos, muchos capítulos por delante.

No todos los programas lo logran, a veces se desgastan y esa gran expectativa que tiene a todos hablando sobre un show, puede perderse de la noche a la mañana. Así les pasó a estos casos.

Elementary





Una nueva versión del conocido Sherlock Holmes, pero ambientada en el mundo moderno, fue una premisa que atrajo a varias personas. La iniciativa tuvo sus baches, específicamente por ideas similares llevadas a la pantalla casi al mismo tiempo, como por ejemplo la serie Sherlock. Este programa por su parte no se enredó mucho y se limitó al caso de la semana, con un detective resolviendo de formas inesperadas, algo que le dio el suficiente respaldo para seguir por años. Y la serie sigue, a pesar de que muy pocos todavía la ven, cansados del siempre lo mismo.

Agentes de S.H.I.E.L.D.





De los verdaderos primeros intentos de llevar el mundo Marvel a la televisión, la expectativa era grande y lamentablemente no convenció a todos. El problema fue que los primeros capítulos de la primera temporada no fueron muy eficientes que digamos. Todo se vuelve realmente genial para el final de aquella primera etapa y pronto se convierte en un programa que ‘debes ver’. La mitología creció y los Inhumanos hicieron su aparición, algo que varios vieron con gusto y otros no. Se reinventa cada que puede con gran maestría, sin embargo muchos han decidido tirar la toalla.

The Blacklist





Era una serie con mucha aventura y adrenalina gracias a su formato y su premisa, pero el combustible se acabó demasiado rápido. En parte porque el todo se volvió repetitivo, en parte porque los personajes constantemente estaba tomando malas decisiones, y en parte porque comenzó a construir misterios, alrededor de las vidas de los personajes, que pecaban de demasiado sobre dramáticos y exagerados. El intento por crecer el universo se tornó extraño y no sólo la gente dejó de ver, sino que hasta el spin off (The Blacklist: Redemption) no pasó de la primera temporada.

UnReal





La idea de este concepto es bastante genial, un drama sobre el detrás de cámaras de los programas de concursos, y específicamente aquellos en el que concursantes buscan encontrar el ‘amo verdadero’ al participar en una contienda por ganar el afecto de un hombre o mujer que les dé su final feliz de película de romance. Era crítica con el mundo que abordaba, en lugar de por ejemplo parecer casi una telenovela, y aunque todos sabemos que esos reality no tienen nada de real, ver la forma como todo se desenvuelve en un juego de engaños y manipulaciones por el espectáculo puro, era oro. La segunda temporada no tuvo tanto éxito y tras la tercera, todo terminó.

Glee





Sorprendió como pocas series lo logran gracias a muchos aciertos positivos, como su premisa, su tono musical, su energía y la apuesta por hacer algo que pocos habían intentado con éxito hasta entonces, un programa de televisión donde las canciones fueran un clave. La fiebre por el show pasó cuando comenzó a irse por la tangente e insertar con tramas que no tenían mucho sentido, o tocando temas importantes que no siempre se profundizaban, desde los problemas alimenticios a la religión. Para cuando sus personajes principales migraron a Nueva York, mucha gente ya no ponía atención.

Wayward Pines





El proyecto fue muy esperado pues el libro era bastante intrigante, M. Night Shyamalan producía y consiguieron a Matt Dillon para el protagónico. Había un misterio sobre qué era o dónde estaba este pueblo al que llega un agente, quien va descubriendo que nada es lo que parece y que la compañera a la que va a buscar lleva pocos días ahí, aunque parece que para ella han pasado años. ¿Extraterrestres, el limbo? Sonaba como algo en lo que invertir el tiempo. Que se planeara fuera una miniserie fue acertado, pero el error fue querer alargar y hacer una segunda temporada, que casi nadie vio. Y hasta ahí llegó.

Tags: series top Glee The Blacklist Agentes de S.H.I.E.L.D.