6 veces que un personaje arruinó solito una película

No todos los personajes deben gustarnos, a veces los villanos son tan buenos que amamos odiarlos, y en otras ocasiones hay personajes ruines o malvados que de verdad caen mal, pero esa es la idea.

Estos son sin embargo algunos ejemplos de personajes insoportables o mal trazados o simplemente odiosos y cuadrados, que con su sola presencia ya echan a perder una cinta.

Skids y Mudflap en Transformers: La venganza de los caídos





La secuela contó con dos creaciones que de verdad molestaron a los fans: Skids y Mudflap. No sólo el diseño de los robots era bastante carente, además, su personalidad era de lo peor, hablando en un intento de rap con jerga de quién sabe dónde, y haciendo comentarios incluso ofensivos. No olvidemos que se peleaban de todo y por nada.

Tonto en The Longe Ranger





Nadie pasó por alto que Johnny Depp interpretar el papel de un nativo americano, decisión que por sí sola ya era bastante controversial, pero si añadimos que su interpretación llegó a ser tan distante de lo que se conocía del personaje, como exagerada al punto que era insoportable, el resultado es lamentable. Verlo hacer en efecto tonterías no era la idea de comedia que se tenía en mente.

Allison Ng en Aloha





Tal vez esta comedia romántica de Cameron Crowe pueda tener su encanto, pero la controversia alrededor del personaje que interpreta Emma Stone es suficiente para distraernos de la historia que se cuenta. Emma toma el papel de Allison Ng, una mujer que se supone tiene ascendencia china y hawaiana. Stone evidentemente, no es ni cerca de lo que el personaje debería ser.

Riddler en Batman Forever





Este fue el momento en que la franquicia durante esta etapa realmente se fue por la borda, y en parte porque no sólo dejó de intentar tomarse las cosas en serio, sino porque se las tomó demasiado a la ligera. El villano interpretado por Jim Carrey no era ni poquito de temer, al contrario, la comedia que despliega lo hace casi una burla y que desentona mucho.

Alexander en Alexander





Uno pensaría que nada podría salir mal en una película de Oliver Stone que es una biografía de Alejandro Magno, pero sorpresa. Lo peor de esta historia es nada menos que el protagonista y es en parte el trazo del personaje y en parte la interpretación de Colin Farrell, un gran actor en un papel que no le va. Teñido y acento falsos nos hacen detestar cada momento de la cinta.

Electro en The Amazing Spider-Man 2





Electro es una de los grandes villanos a los que se enfrenta Spider Man, sin embargo, en la versión que se vio en esta secuela del cine, el personaje es todo menos convincente como villano, al contrario, el trazo que se hace de Maxwell Dillon es el de un hombre realmente patético. Sí, le han robado siempre sus ideas, pero Jamie Foxx no que interpretarlo de una forma tan chocante.

Tags: cine películas