Los villanos que perdieron de una forma que da pena

El malo de la historia tiene que ser más que amenazante, debe también ser intrépido en una forma que se sienta que su plan malévolo está a sólo un chasquido de distancia.

Son la antítesis del héroe y por eso deben medirse de una forma equitativa en la que, de alguna forma, cualquiera pueda ganar.

Estos villanos a lo mejor no son siempre del todo patéticos, pero sí parece que fueron derrotados de maneras que parecen tristes y hasta lamentables.

Los Aliens en Día de Independencia





La cinta parte de una invasión alienígena y por gran parte de la historia, su presencia en la Tierra es de temer. Al final, no es que los extraterrestres sean derrotados tan tontamente, pero sí casi de una manera bastante básica y sencilla. El todo tiene sentido con el tono de la película, pero no hay que olvidar que una bomba cualquiera plantada por un engaño a medio cocinar nos dice que tal vez estos alienígenas no eran tan inteligentes como pensábamos.

Talia al Ghul en Batman el caballero de la noche asciende





Muchos dicen que la tercera cinta de esta trilogía es excelente, y lo es en muchos sentidos, pero también tiene sus fallas. Específicamente debemos hablar de Talia al Ghul, una astuta mujer que juega a parecer una aliada cuando en realidad es todo lo contrario. La revelación de este juego es fantástica, hasta que la película debe hacerla de lado para dejar que otros personajes brillen más y entonces, la matan de una forma absurda que es más lamentable dada la sobreactuación del momento.

Laurel Hedare en Catwoman





Si la cinta fue muy criticada por su desempeño, es por algo. No se toma nada en serio y ese de hecho es un punto a su favor, el problema fue hacerlo todo tan caricaturescamente chusco. En este caso Laurel Hedare es una empresaria que dirige una compañía de cosméticos que tiene sus desgarradores efectos secundarios. Al final, Hedare es derrotada de una forma casi triste, primero ver su piel ser destrozada por sus propios productos y luego caer el vacío. Crudeza pura.

Mandarin en Iron man 3





El personaje en los comics es un supervillano letal, pero en la película se juega con una idea que no sentó del todo bien entre los fans, porque en la cinta Mandarin no es ningún villano real, sino un actor contratado para hacer el papel de un mercenario, que es dirigido por el verdadero villano de la historia. La idea no es mala, sólo que desencanta por cómo se presenta. ‘Derrotar’ al personaje con sólo asustarlo lo suficiente para que confiese que es un don nadie, es absurdo.

Los árboles en The happening





“Son los árboles”, dicen los personajes en la película y el espectador no sabe si reír, llorar o aventar el control remoto al televisor. El concepto tiene una base de suspenso sólida que pudo funcionar, pero está tan poco trabajada que es un completo desastre. Que los árboles estén causando, como una forma de defenderse, que las personas se suiciden es disparatado, pero que al final simplemente dejan de hacerlo, no tiene sentido. El todo viene rodeado de un gran ¡¿Qué?!, pero el verdadero villano no fueron los árboles, sino la falta de lógica y creatividad.

Deadpool en X Men Origins: Wolverine





Afortunadamente Ryan Reynolds nos ha dado fantásticas cintas de Deadpool como para hacernos olvidar esta triste participación del personaje en el universo ficticio de los X-Men, específicamente en X Men Origins: Wolverine, donde Deadpool no recibe el honor que merece. Un gran personaje vuelto una burla y una participación mínima que sólo aparece en pantalla para hacer el ridículo. Ni comenzar a hablar de su look o su boca cocida para que no pueda hablar, porque es para morirse. Nada peor que verlo fallecer de una forma tan simplona.

Tags: top villanos cine