Buenas ideas que no se tradujeron bien a la pantalla

Tal vez la premisa se complicó demasiado
Las ideas tienen que venir de algún lado y mientras la inspiración es algo bueno y positivo, no todo lo que se planea puede tener los mejores resultados.

En el cine, a veces un concepto puede sonar interesante en papel, pero al pasar hacia la pantalla grande, el resultado ya no es tan interesante o espectacular como se pensaba.

Estos son algunos ejemplos.

Pequeña gran vida



La cinta tenía muchas propuestas porque tenía muchas posibilidades. Había espacio para hablar de cosas como la diferencia de clases o la opulencia desmedida, el capitalismo o las decisiones de vida. Claro, la cinta toca esos temas pero también desperdicia esas mismas ideas en un drama que va de aquí para allá sin estar seguro del rumbo que elige. Tal vez la premisa se complicó demasiado, tal vez intentó mucho y quedó corta en todo.

Awake



No negamos que sea una cinta entretenida, es sólo que al parecer sus giros y revelaciones quedan tan sobre dramáticos y exagerados que evitan que nos tomemos en serio el misterio. De paso todo va muy aprisa y apenas da tiempo de deducir todas las piezas del rompecabezas o meterse de lleno en la historia, cuando el todo ya se está resolviendo. Sumando algunas actuaciones medio convincentes y una trama demasiado simple, el viaje no es tan especial como pudo serlo.

Future world



Efectivamente futurista, lo que debería hacerla genial por inercia, el tono daba pie para entretener de lo lindo y a sus anchas, pero hay tantas cosas mal con este concepto que es una pena. Empezamos con los sinsentido de la historia y pasamos a unas actuaciones cero convincentes, más unas secuencias de acción risibles. Lo que tenemos a partir de este batido son elementos que no encajan y que termina por dejarnos un mal gusto. La cinta no dura ni hora y media y aburre. Con eso decimos todo.

In time



Con ese gran elenco y una idea tan interesante, es casi imposible entender qué demonios salió mal, pero así fue. Es de esas historias en las que el universo ficticio suena bastante intrigante, al grado que queremos saber más, si tan solo la película se deshiciera de sus protagonistas. Una combinación de tantas ideas que se enreda y que además parece que sólo está copiando lo mejor de otros géneros para ver si pega. No lo hace bien y eso llega a hartar.

Aliados



La combinación Marion Cotillard y Brad Pitt no debería salir mal y sin embargo lo hace. No es que la película sea mala como tal, es que es tan plana y predecible que resulta un tanto decepcionante. De alguna forma, como que intenta ser algo así como la nueva Casablanca, o Sr. y Sra. Smith pero ambientada en la guerra, pero no lo logra para nada. El gran problema es que sólo debía alcanzar a ser una buena, o decente, película de espías, pero para nada se acerca en lo más mínimo a ello.

El destino de Júpiter



Se trata del ejemplo perfecto que demuestra que las grandes producciones y los efectos especiales fantásticos no lo hacen todo. ¿Aventura, romance, batallas en el espacio, traiciones? La cinta lo tiene todo y ese es exactamente el problema, que lo intenta demasiado. Con una trama que va y viene a conveniencia y una serie de personajes risibles, el todo es simplemente un relato que nunca levanta en lo más mínimo, lo que ya es triste.

Tags: Viral cine películas malas ideas