Armin Meiwes: El caníbal del siglo XXI

Y tú que creías que eras raro por tu fetiche
Cuando escuchamos el término canibalismo nos imaginamos a un grupo de personas salvajes y que habitan una isla desierta cuyo salvajismo los hace devorarse los unos a los otros o algunos animales que recurren a la práctica para evitar morir de inanición, pero estoy casi seguro que muy pocas personas pensarían en un hombre que vive en un país de primer mundo y que asesinó y se comió a un hombre con su consentimiento... bueno, pues, gracias a Armin Meiwes ahora esto es posible.



Meiwes actualmente está cumpliendo cadena perpetua en prisión por el asesinato de Bernd Jürgen Armando Brandes, quien luego fue devorado parcialmente por su asesino. Al principio parece una caso más de homicidio y canibalismo, pero lo más descabellado de todo es la forma en la que se dio el crimen.



Todo comenzó en 2001, cuando Meiwes publicóun anuncio en una página exclusiva para fetichistas caníbales (sí, también existen sitios así) en donde solicitaba un voluntario para ser asesinado y posteriormente consumido por él, quien vivía en Rotenburg, Alemania. Varias personas respondieron a la solicitud, pero terminaron cambiando de opinión hasta que Brandes decidió ser la víctima, decisión que tomo sin ser coaccionado.



El 9 de marzo de ese año, Brandes arribó al departamento de Meiwes y ahí comenzó lo grotesco. Según un video grabado por el asesino (el cual fue usado durante el juicio de Meiwes y el cual, según los rumores, está disponible en la Deep Web, Meiwes le cortó el miembro a su víctima, lo frió en un sartén y ambos hombres trataron de comérselo.



Al fracasar, Meiwes cortó el miembro en pedazos y se lo dio a su perro. Brandes fue colocado en una tina en donde se desangró al punto de perder el conocimiento, y tras varios minutos, Meiwes decidió matarlo y lo apuñaló en la garganta; después de eso colgó el cuerpo en un gancho carnicero. Según los detalles revelados en el juicio, Meiwes consumió los restos de su víctima durante diez meses.



Meiwes fue arrestado a finales de 2002 cuando publicó otro anuncio en el mismo sitio en donde solicitaba otro voluntario para repetir el proceso y fue denunciado por otro usuario. Una vez identificado, las autoridades catearon su departamento y descubrieron carne humana guardada en su congelador y fue arrestado bajo el cargo de homicidio involuntario y en 2004, fue sentenciado a ocho años de prisión.

En 2005 fue juzgado de nuevo pero esta vez bajo el cargo de homicidio y fue sentenciado a cadena perpetua. En prisión, Meiwes ha demostrado arrepentimiento y ahora lleva una dieta vegetariana y planea escribir un libro para evitar que las personas que sufren su misma condición busquen ayuda profesional para que no hagan las mismas atrocidades que él cometió.

Meiwes es conocido coloquialmente como El caníbal de Rotenburg y su caso ha sido referenciado en la cultura popular, particularmente por las bandas Rammstein y Marilyn Manson así como series de televisión como The IT Crowd y 30 Rock.



Sin duda es un caso perturbador y extraño, pero sobre todo, interesante, ya que es casi imposible imaginar que alguien quisiera ser asesinado y devorado por un desconocido, sin embargo eso nos hace recordar que el mundo está lleno que actos inconcebibles y macabros y que el crimen y los fetiches sexuales son mucho más comunes de lo que creemos.

Tags: AY NANITA canibalismo crimen


Más de Ay Ojón


Te puede interesar