El misterioso caso de Carlos Name en Instagram (VIRAL)

En las últimas semanas un usuario de Instagram ha conseguido llamar la atención de internautas, sin embargo, no por sus fotos si no por un extraño suceso del que está siendo víctima.

Residente de Cancún, Quintana Roo, se identifica como Carlos Name en la red social y su contenido suelen ser imágenes de él, su vida diaria, amigos, viajes y más, pero repentinamente sorprendió al compartir en sus historias aterradoras experiencias que poco a poco comenzaron a subir de nivel hasta inducirlo en el estrés.



Según narra Carlos, todo comenzó el 31 de diciembre del año pasado cuando supuestamente habían robado a su perrito 'Risopus', sin embargo, el can apareció 4 días después en el interior de su casa. Situación que extraño bastante pues en todo ese tiempo no hubo señales de que el animal estuviera ahí.

Señala además que las cámaras de vigilancia de su hogar, muestran el momento en que un vehículo Jetta rojo se lo lleva y que era imposible que lo devolvieran a la residencia sin que ellos se percataran por el sistema de seguridad que poseen sumado a la vigilancia que hay en el circuito en el que vive con su familia.



Pero esto era apenas la punta del iceberg, pues días después el joven encontró en su jardín una serie de objetos que no aparecían tener relación entre ellos, hasta encontrar un cuaderno que identificó como suyo, el cual entre sus páginas estaban escritas letras sin sentido.

Lo primero que el chico imaginó es que el dueño de dichas pertenencias era el jardinero y que había tomado la libreta por error, pero su teoría resulto errónea. Descartó también la posibilidad de que hubiera sido un vecino, pues tal como muestra las casas están bastante separadas en el lugar donde vive.



Un usuario no identificado comenzó a enviarle mensajes con coordenadas de Google Maps, sin embargo, no pudo averiguar más sobre la identidad de este personaje pues le aparecía como 'unknown'.

Por otra parte las coordenadas parecen mandar a una ubicación en Hidalgo donde aparentemente es un terreno despoblado, sin embargo, hay 3 casas.




Ese mismo día, Carlos reporta que durante la madrugada escuchó a alguien tosiendo fuertemente a las afueras de su casa pero al indagar al parecer no había nadie o eso es lo que él imagina.

Por si fuera poco, el chico comparte también para sus seguidores que ha empezado a notar que algunas de sus pertenencias aparecen en otros lugares que él jura no las colocó en dichos sitios.

Añade también que ha notado la presencia de vehículos no identificados estacionarse cerca de su casa.



Para este punto Carlos supone que está siendo víctima de acoso y eso lo lleva a recordar que en 2018 a través de una página en Facebook insultó a un grupo de usuarios que oscilan entre los 13 y 18 años, personas que según él se toman ciertas situaciones muy a pecho.



Los siguientes días, Name comparte que su situación no ha mejorado, pues los ruidos en el interior de su hogar cada vez son más frecuentas hasta el punto en el que se han visto en la necesidad de llamar a la policía al creer que hay alguien merodeandolos muy de cerca.

Dichos hechos, llevaron a Carlos y su familia a abandonar su hogar mientras las cosas se calmaban y buscar refugio en un hotel.

El caso es que al regresar a su hogar, el muchacho dice haber encontrado un misterioso paquete justo en la entrada principal.

La caja señala 'Guardar hasta 2021'.

Ante la inseguridad de su contenido, Name prefiere llevar el paquete a la policía para que realicen las investigaciones pertinentes.



Pero para empeorar su situación, un amigo le informa que alguien está vendiendo su casa por Mercadolibre desde hace días. Carlos añade que tanto él como sus familiares desconocían completamente esto.

Definitivamente la situación ha llegado a un punto en el que ya no es divertida ni entretenida, es así que Carlos pide de la manera más atenta a sus seguidores que 'si esto se tarta de una broma por favor paren'.



Lamentablemente los videos de las cámaras de seguridad revisados por la policía sólo sirven para ponerlo peor, pues al revisar con cuidado a las afueras de la casa y en la madrugada, es posible visualizar a un desconocido rondando el sector.



El muchacho además nota que en su ventana, cuadros y otros lugares de la casa ha aparecido un extraño símbolo, el cual no identifica pero tampoco le da buena espina, además lo identifica como uno de los dibujos que señalaban las coordenadas de Google Maps.




Durante su visita a la tienda Costco para adquirir más cámaras de seguridad que pueda colocar en su hogar, nota que hay personas que aparentemente lo están siguiendo.

El detalle que más le llama la atención es que según él en las playeras de estos tiene estampados el símbolo del que habla en sus historias pasadas.



Días después Carlos informa que por fin la policía le ha notificado que asista a la comisaría para revisar el contenido del paquete el cual en su interior contenía un sobre con una carta.

Ésta dice lo siguiente:

"Estamos muy contentos que hayas aceptado colaborar con la nueva campaña de nuestra marca. Convencidos que tanto tú como nosotros disfrutaremos esta nueva etapa. Reiterando que es tiempo de la industria. Esperando que nuestros productos sean de tu agrado. Muchas gracias"

Esto extraña a Carlos, pues además de no identificar la firma que acompaña a la carta, no tiene idea de que productos hablan. Asegura él que jamas ha colaborado con ninguna empresa.



Pero lo escalofriante estaba a penas por venir, pues más allá del inusual comportamiento de su perro en el interior de su casa, de los objetos que aparecían tirados sin motivo algunos y otras situaciones similares, Name estaba por experimentar uno de los peores descubrimientos dentro de este caso.



Una noche el joven señala que el ruido de música a todo volumen lo despertó. En un principio Carlos pensaba que venía de su sala, pero al investigar se percata que esto proviene de una de las casas vecinas, la cual según él lleva años deshabitada.



Armado de valor y en compañía de los vigilantes, deciden investigar qué ocurre, sin embargo, su sorpresa es que al ingresar en ésta la música se detiene. Notan de inmediato que la casa está parcialmente amueblada y que hay rastros de que alguien la ha estado habitando.

Pero al indagar más, Carlos y compañía hacen un descubrimiento aún peor pues en una libreta el chico encuentra fotografías de su casa, de él, su familia cuando era apenas un niño. En dichas imágenes su rostro y el de sus familiares aparecen rayados con pluma.




Este detalle pone en verdad muy mal al joven y lo demuestra en un mensaje en el que pide perdón si todo esto es a consecuencia de algo malo que él haya hecho en el pasado.

La presencia de un cura para bendecir su hogar no tarda en llegar, además Name aprovecha para hablar con él de esta situación y es así como el religioso le sugiere que quizá tuvo cercanía con alguna secta.

Es entonces que Carlos hace memoria a uno de sus viajes al festival de Coahella en California, donde cree él que algo ocurrió tras poner como descripción en una de sus fotos de este evento 'Satan Loves Sinners', que significa 'Satan ama a los pecadores'.



Carlos Name no ha reportado nada extraño desde hace días y continua con sus publicaciones regulares en Instagram, sin embargo, sus seguidores siguen al filo de lo que le ocurre a través de sus historias las cuales ha titulado como 'Cosas raras'. Acá puedes verlas por ti mismo.


Tags: ay nanita miedo instagram misterio carlos name terror viral redes sociales fotos