Lugares terroríficos del mundo: La puerta al infierno

La ‘puerta al infierno’ es como se le conoce comúnmente a este cráter ubicado en el desierto de Karakum, cerca de la pequeña aldea de Darvaza, en Turkmenistán.

El pozo de Darvaza o cráter de Darvaza es un antiguo depósito de gas natural, de hecho, el desierto de esta región es precisamente rico en petróleo y gas natural.



Su cráter tiene 69 metros de diámetro y 30 metros de profundidad; y no sólo no deja de arder, por el gas que no deja de fluir, sino que la temperatura en su interior de 400°C.



Se cree que se creó tras un accidente en 1971. Científicos rusos buscaban petróleo y chocaron accidentalmente con una reserva de metano. La plataforma de perforación se derrumbó, o digamos, literalmente ‘se la tragó la tierra’. El equipo entonces, ‘previniendo’ la salida de gases peligrosos, decidió prenderle fuego al cráter... y a pesar de que pensaron que se extinguiría en sólo días, desde entonces permanece así, ardiendo en llamas.





No hay sin embargo muchos registros de su origen, y aunque en algún punto se planeó intentar apagarlo o cerrarlo, el 2013 el presidente de Turkmenistán, Gurbanguly Berdimuhamedow, declaró la parte del desierto de Karakum con el cráter como reserva natural. Después de ello, el sitio se volvió más emblemático, atrayendo así a los turistas a la región.

Tags: lugares terroríficos ay nanita