Películas basadas en cómics que resultaron mejores al original

Adaptar cómics a la pantalla, sea en cine, televisión o servicio de streaming, no siempre es fácil. Es complicado en verdad, muy contrario a lo que se cree por parte de algunos fanáticos. No sólo se trata de ganarse el gusto de los más acérrimos lectores, sino de alcanzar a las masas en general, al público que puede o no conocer un poco de dichos personajes en cuestión.

En ocasiones, sale muy mal por culpa del estudio encargado. El reparto no siempre da el ancho o la historia es floja, las razones son varias. Pero existen ejemplos que destacan por conseguir superar a su material de origen, justo acertando donde los demás fallan.

WANTED – SE BUSCA



Una historia de Mark Millar para desahogar su frustración de que “los héroes siempre ganan”.

Wesley Gibson, un perdedor laboral y personal en toda la extensión de la palabra. Es un pacifista mediocre, abandonado por su padre y criado por una madre sobreprotectora, tiene un trabajo que odia, jefes que odia, gente que lo odia, su novia le es infiel y lo más interesante en su vida es escoger un sándwich diferente del día en su tienda favorita.



Todo cambia hasta que es visitado por una chica llamada Fox, una hermosa asesina que le ofrece ocupar el puesto que tenia su padre en una agencia llamada LA FRATERNIDAD, liderada por los más grandes asesinos del mundo y quienes se encargan de mantener el “equilibrio” del mundo mediante una compleja maquinaria llamada EL TELAR que da nombres específicos de personas que deben morir.

Este argumento fue adaptado al cine con un enfoque más realista al del cómic, el cual deja de ser similar desde este punto.



En el papel, la fraternidad son un grupo de supervillanos que han acabado en secreto con los superhéroes de la tierra, ya sea matándolos o borrándoles el cerebro.

Aun que Wesley descubre la verdad al final de cómo su padre era parte en realidad de una rebelión contra la Fraternidad, la cinta se separa lo suficiente del cómic y crea sus propios giros e intrigas, superando bastante en cine lo que Millar realizo para la historieta.

KINGSMAN – EL SERVICIO SECRETO



Nuevamente de la mano de Mark Millar, una historia a la andanza del más puro espionaje con corte a lo 007 pero aderezado con humor negro, violencia gratuita y sátira.

Según la historia, en Europa existe una agencia especial dedicada a preservar la paz conformada por los agentes KINGSMAN. La historia habla de cómo un agente de este grupo, pierde la vida al intentar salvar a uno de sus superiores en una misión fallida. Culpándose a si mismo de la tragedia, entrega a su familia una medalla con un numero al que solo identifica como “asistencia especial”.



Años después, el hijo del agente fallecido, desertor de los marines ingleses y ahora un bravucón de medio pelo, es arrestado por robos y usa el numero que se le dio en dicha medalla, siendo asistido por el servicio secreto al que su padre pertenecía y al cual ahora que usó el número, debe unirse a la misma organización.

Esto para prepararlo en la misión de detener al maniático millonario Rich Valentine, quien se dispone a controlar a la humanidad mediante el regalo de tarjetas SIM que otorgan internet gratis de por vida, para después volarles la cabeza y acabar con la mayoría de la humanidad posible y solo mantener con vida y sumisos a quienes el considere “inextinguibles”.

El cómic parte de la misma forma, pero corre con el plan de un millonario loco de las comunicaciones que empleara satélites para matar a la gente humilde y menos agraciada del mundo, eso como una visión suya de evitar la sobrepoblación. El cómic gozó de un éxito tremendo, originando varias secuelas y spin-off, pero es claro que el guión del cine la superó por mucho y exploró más a los personajes, además de hacerla con un toque más simple y digerible para quienes no tenían ni idea, que veían una cinta basada en historietas.

EL REGRESO DEL CABALLERO NOCTURNO



Cinta animada basada en el best seller homónimo de Frank Miller, muestra a un Batman viejo y lleno de culpas por la muerte de su fiel Robin y la deserción de varios héroes por presión del gobierno, además de una inminente guerra nuclear de E.U contra la aun existente U.R.S.S.

Decidido a ponerse la capa y la máscara una última vez para limpiar su ciudad del peligro que representa una banda de delincuentes llamados Los Mutantes. Aun si esto significa estar nuevamente al filo de la ley y hacer en Gótica su propia ley contra el crimen.



Esta animación, calca paneles enteros del cómic sin la necesidad de alterarlos, aun cuando para muchos el cómic es superior por la manera de ser narrado y llevar a Batman por el autor a ser presionado por su propia mortalidad, la verdad es que el cómic ya no llega a muchas generaciones de lectores modernos como en su momento.

Ya es algo habitual ver el lado más sucio de los personajes que amamos en el papel, aun si en su momento fue algo fantástico. Pero la película acercó a muchos jóvenes a leer tanto el material original, como enganchar con Batman en sus propios cómics.



Hoy, mucho público veterano, ha admitido preferir la animación por revitalizar la historia y llevarla a nuevos ojos.

LA CIUDAD DEL PECADO

Nuevamente de Frank Miller, la historia cruda de una ciudad vulgar llena de delincuencia y corrupción, ahogada en odio y dolor.

Contando diversas historias de diferentes personajes a través de los ojos de la misma ciudad, Basin City. Haciendo uso del juego de palabras en inglés con la palabra SIN y llamándola, la ciudad del pecado.

Sin City relata una enredada historia desde la perspectiva de diferentes personajes pero todos envueltos en el mismo embrollo.



Las historietas se hicieron famosas mas por los guiones inteligentes del autor y su manejo excepcional del alto contraste extremo en las viñetas, dejando solo el blanco y negro como arte y usando ocasionalmente el color rojo par detonar sangre.

Películas que merecen un vistazo sin duda, que se disfrutan sin tener el cuenta el material.



Tags: cómics top películas basadas en cómics películas mejor que los cómics


Más de Ay Ojón


Te puede interesar