Marvel Max, La casa de las ideas para adultos

Tarde o temprano, los cómics de nuestros superhéroes favoritos se vuelven un poco tediosos en sus tramas y aventuras, no malos, sólo tediosos. Inevitablemente por muy buen trabajo que un grupo de creativos esté llevando a cabo con algún título, éste termina volviendo a su punto de partida estancado y se requiere rotar nuevamente al equipo para volver a captar la atención de los lectores.

Pero no siempre se trata de eso, sino que es en realidad el gusto de los mismos lectores los que simplemente se cansan de leer lo mismo. Pero el caso es que lo leen en su mayoría dentro de la línea regular del universo Marvel desde hace años, creciendo y por ende madurando. Es aquí cuando los editores en jefe de la editorial, dieron el visto bueno para avanzar con sus fanáticos adultos a la creación de un subsello que revitalizara a ciertos personajes que no pasaban por un buen momento y favorecer a los lectores, la línea de Marvel Comics para adultos: Max.


UNA HEROÍNA/DETECTIVE FRUSTADA LO INICIO TODO

Hoy en día, Jessica Jones es un personaje muy querido y apreciado por los creativos y fanáticos por igual, en su mayor parte gracias a la serie de Netflix. Brian Michael Bendis, autor estrella de Marvel por años, presentó un guion para una miniserie del personaje que inevitablemente solo podía iniciar con una palabra: 'Jo...' de ninguna manera iba a cambiar la palabra por un 'maldición' o 'rayos' ya que eso le restaría el impacto que buscaba, por lo que en lugar de censurar la expresión, se le dio la libertad de hacer la historia que quería en una línea que fuera exclusiva para lectores adultos y que gustaran de leer historias mas oscuras, profundas o solo serias.

El primer número de Alias, se publicó en septiembre de 2001 con el anuncio 'Contenido explicito para mayores de edad' sin una pizca de censura sobre las groserías, la violencia o las escenas sexuales, estas últimas, aunque cortas y breves, no debían mostrar mucho para dejar claro lo que ocurría. Al público le fascinó leer a una heroína retirada ahora dedicada a ser detective privada, lleva de traumas que la orillan al alcoholismo y a ser una persona violenta e inestable. Con guiones inteligentes que estaban justo dirigidos a personas que entendían que estos eran cómics de Marvel, pero no era lo que consumían en cualquier otra historia.



HÉROES VIOLENTOS SIN LIMITES, PUNISHER LIBRE AL FIN

El éxito de Alias, motivó a Marvel a darle miniseries a personajes de sus series regulares, que, entre sus cualidades, se cuentan sus estatus como asesinos, espías o soldados. Un excelente ejemplo de lo que La Viuda Negra, Nick Fury, Punisher y más tarde Wolverine y Deadpool representaban, pero que en realidad no los habíamos visto en su entorno natural como tal. Un buen ejemplo de esto y que, a la fecha, se considera de lo mejor en calidad de Max, es justamente Punisher: Born, una mini serie de 4 números que cuenta la vida de Frank Castle durante sus últimos días sirviendo en la guerra de Vietnam y de su voz interna que le dice que esto es su vida, el realmente nació para matar y que nunca podrá librarse de su amor por la masacre, algo que justifica porque a raíz de la muerte de su familia, Punisher ya no puede parar de matar criminales, pues aparentemente sólo necesitaba una excusa para ser realmente quien es.




Fue considerada una obra aparte del personaje original, pero con el tiempo fue incluida en el canon de los cómics regulares y adaptando al personaje a tiempos modernos. El éxito de Born desembocó en una serie regular que exploró mucho más del lado de Frank Castle más como un asesino que como un vigilante que quiere vengar a su familia. Un dato interesante, fue que esta versión del personaje estaba ambientada en tiempo real y fuera de la continuidad original. Su autor, Gart Ennis tuvo rienda suelta para llenar el título de violencia que acariciaba el gore, temas duros para un cómic como la trata de personas y burlándose del mito urbano que el gobierno nos controla en una historia donde Punisher hace el trabajo sucio del Gobierno. El titulo era tan explícito en sus primeros números, que el mismo autor suavizó la situación sin dejar la violencia.

DEADPOOL, MÁS LOCO

El Mercenario hablador favorito de todos, sin limites. Aquí tenemos un mal día de lo que es tener al mejor asesino del mundo sin ninguna pizca de autocontrol, pues es un demente, está loco y casi desconectado de la realidad. Tanto o más que a momentos pareciera que se juega con el lector de si lo que está leyendo está sucediendo o al final de las páginas veremos algo como 'era parte de sus alucinaciones'. Pero afortunadamente no es así y en su lugar, tenemos al protagonista de la historia, un agente llamado Bob encargado de 'guiar' a Deadpool en sus misiones y trabajos sucios, evitando que se salga por completo de control y de las necesidades de los titiriteros del maniático rojo. Este título, aunque es considerado una escoria por su dibujo y sacar a Deadpool de su continuidad habitual, fue muy bien acogido por el simple hecho de tratarse del personaje, además que sus historias sencillas eran bastante buenas para conectar con la audiencia.




INTENTANDO CON GLORIAS DEL PASADO

Un factor que resulto muy atractivo para todos los aficionados, fue que Max comenzara a usar personajes que estaban olvidados en el baúl de los recuerdos de Marvel o que bien, solo tuvieran participaciones muy esporádicas en las series regulares. Aunque esto estuvo muy bien al inicio, no funcionó como se esperaba pues no alcanzaban el estándar que Alias y Punisher ya habían fijado para el sello, esto no significó que fueran una perdida, pero no lograron el éxito esperado. Algo que fue vital para el cese de producciones de miniseries y dar paso a sólo centrarse en los títulos mas exitosos de la serie.




Un factor que se dice, ayudó mucho a que el sello perdiera popularidad, fueron las declaraciones de Stan Lee, creador de Marvel comics y quien le dio oportunidad a algunos títulos, siendo el que más lo decepcionó “Fury” teniendo como protagonista a su creación, Nick Fury el cual le causó tanto repudio de leer. En sus propias palabras: "No sé por qué están haciendo esas cosas, No creo que yo haría ese tipo de historias ", esto fue considerado mala publicidad para el sello.



Marvel Max se encuentra en pausa casi desde que Disney tomó el control de MARVEL, aunque esto no tiene nada que ver con el control editorial y creativo, muchos fanáticos y autores han dicho/entredicho en redes sociales como mesas de preguntas de convenciones, que 'el ratón' no está del todo a gusto con el tono antiheroico que Max representa y si bien, algunos especiales siguen saliendo a flote como Wolverine en su versión para adultos, estos ya no alcanzan el mismo impacto que tuvieran en su lanzamiento. Sólo el tiempo dirá si aun queda lo suficiente por explorar en el sello.



Tags: geek cómics marvel max adultos marvel punisher deadpool


Más de Ay Ojón


Te puede interesar