Su casa se llena de excremento cada que sus vecinos usan el baño

Un problema que no tiene fácil solución
Una mujer embarazada que vive en Birminham, Inglaterra, y que tiene dos hijos, tiene un problema con la plomería de su casa y es que cada vez que sus vecinos usan el baño, el excremento humano termina saliendo por la taza de baño de su propia casa.

“El olor es horrible y he tenido que limpiar los desperdicios de otras personas de mi hogar cada hora. He tenido que rasgar la alfombra nueva en mi habitación y en el pasillo. Se ha arruinado la taza del baño. Está empapada la mitad de la alfombra de la sala. He estado lavando a mis hijos en el fregadero y los contratistas dijeron que usaran agua lo mínimo mientras se lavan las manos. El Ayuntamiento de Birmingham se ha disculpado por el servicio que cae por debajo de lo que esperaríamos de sus contratistas”, cuenta Sophie Johnstone, quien tiene 20 semanas de embarazo y se preocupa también por su salud durante el periodo de gestación de su bebé.

El respecto, las autoridades declaran, según cita el diario Metro: "Se reconoce que el servicio en esta ocasión no llegó a lo que esperábamos de nuestros contratistas, que se han disculpado directamente con el inquilino y abordarán esta situación para garantizar que no vuelva a suceder".

Tags: plomería limpieza excremento Vecinos madre Baño casa