Oficial de policía compra comida a familia cuyo auto se descompuso

Estaban en fila para Taco Bell
Una madre y sus tres hijos estaban en fila en su automóvil para pedir comida para llevar en un establecimiento de Taco Bell cuando el vehículo se descompuso.

La oficial Mikayla Edwards, del departamento de policía de Lynn Haven, en Florida, acudió a su ayuda y de paso les compró a los chicos, de 1 y 5 años y una adolescente, comida, dado que su madre no podría de todas formas comprarles a todos una cena. "Estaba muy feliz, ya que claramente estaba teniendo una mala noche", le dice Edwards a Yahoo Lifestyle.

La madre no aceptó más ayuda con el auto pero se dijo agradecida por el apoyo de Edwards y de los dos hombres que se ofrecieron empujar el vehículo descompuesto hasta el estacionamiento.

Tags: restaurante Taco bell familia COMIDA policia vehiculo