RUINAS, la historia más odiada de Marvel

Como se ha dicho en muchas ocasiones por parte de los lectores más acérrimos de los cómics que hoy en día arañan ya los 40 años, la mejor época para experimentar de todo en la industria de las historietas, fueron los 90 o siendo justos, la segunda mitad. Entre héroes exagerados, historias tan profundas en el terreno independiente renaciente que resultaban confusas y no siempre buenas, decisiones editoriales terribles y más o menos aceptables.

Básicamente, esa década fue la época oscura de los cómics en muchos sentidos, aún con todo lo espectacular que tuvimos del boom de inicios de su época, hubo muchos, y citando al buen escritor Mark Millar: “tuvimos que cometer muchos errores en el camino para llegar a donde estamos ahora.” Una declaración que siendo sinceros, es dolorosa pero justa y si una editorial sabe muy bien de esto, es la Casa de las Ideas, Marvel Comics, la cual tiene en su largo y nefasto historial de errores noventeros, una historia que hoy en día, sigue siendo objeto de estudio, análisis, culto y odio por igual, la infame RUINAS.



UN MUNDO REAL, UN MUNDO INFELIZ



En los años originales que Stan Lee junto a sus camaradas, Jack Kirby, Steve Ditko, Don Heck por mencionar algunos, le dieron inicio a lo que hoy conocemos como LA ERA MARVEL en los 60, sus premisas básicas eran muy inocentes y sencillas en realidad, sin tener que dar tanta explicación de sus personajes y sus habilidades, la radiación. Spider-man, Hulk, Daredevil y otros tantos héroes y villanos por igual, habían obtenido sus poderes gracias a algún tipo de accidente radiactivo y con eso era mas que suficiente para explicar sus condiciones como meta humanos.



Ambientada en un “tiempo real”, la historia abusa del pesimismo que encierra la ley de Murphy “Si algo puede salir mal, pasara” pero llevándolo a un extremo casi insoportable, denigrante y oscuro. La radiación no da poderes, da cáncer, tumores, enfermedades incurables que llevan al dolor y la locura, es usando esta idea que RUINAS nos presenta al reportero Phil Sheldon, un personaje muy amado por muchos fanáticos y que hizo su debut en la aclamada MARVELS, donde fue testigo del nacimiento de las maravillas, pero aquí lo es de las pesadillas.



TESTIGO DEL HORROR



La historia arranca poco después de una fallida invasión por parte del imperio alienígena Kree, y ya tan solo en las primeras viñetas vemos el jet especial de los Vengadores hecho pedazos por el ejercito de los Estados Unidos, con soldados alfeñiques jugando con el escudo del Capitán América y el martillo de Thor. Desde ese momento, sabemos que no es el universo Marvel que conocemos, es un mundo donde no existen los héroes y villanos como tales y los pocos superhumanos que hay, son odiados por el mundo. El señor Sheldon, está en búsqueda de una respuesta de “algo” que no descubrimos sino hasta el final, pero el viaje es demasiado duro.



Sheldon está recopilando información de los lugares en su país donde ha habido situaciones relacionadas a superhumanos y sus consecuencias. Visita un campo de concentración de invasores Kree, donde se encuentra con un Capitán Marvel a punto de morir de cáncer y le cuenta que su armada murió de lo mismo que lo está matando a él, la energía cósmica de un cadáver alienígena que emana demasiada de esta energía y al entrar en contacto con la atmósfera terrestre, les causo este padecimiento. Sabemos que, entre sus apuntes, está la muerte de un joven llamado Matt Murdock a raíz de quemaduras por el choque de un vehículo que transportaba material radiactivo, conoce a un tipo llamado Logan que mendiga fuera de un bar y esta enfermo de los huesos. Tiene una entrevista con el exespía de la guerra fría, Nick Fury y el cual quedó insatisfecho con los servicios de la sexo servidora Jean Grey, a la cual asesina y pretende devorar, algo que el Capitán América le enseño en sus tiempos más desesperados durante la guerra.



Conoce a Rick Jones, un conocido del Dr. Banner y el cual murió por circunstancias misteriosas en la prueba de una bomba de radiación gamma. Se topa con el cadáver de Frank Castle, ajusticiado por la mafia en plena calle con balas en la cabeza y lo peor esta por venir. Sheldon ahora visita una prisión especial donde vigilan a los “indeseables”, es decir a aquellos que nacieron con habilidades superhumanas. Los mutantes. Aquí no hay X-Men alguno, hay prisioneros que fueron sometidos a toda clase de mutilaciones y laceraciones por parte del gobierno para evitar que sean un peligro para la gente ordinaria.

Todo este desagradable viaje por parte de Sheldon, para saber al final que se esta muriendo por culpa de una infección propagada por un adolescente Peter Parker y su enfermedad que obtuvo tras ser mordido por una araña que el baño en energía radiactiva. Sheldon muere en plena calle sin haber completado “su búsqueda.”



OBRA MAGISTRAL O HISTORIA ENFERMA



Concebida por el escritor Warren Ellis, quien declaró que lo que buscaba con esta obra era realmente lo que consiguió al final, degradar a los personajes y tumbar a los fanáticos de su nube al creer que los cómics eran digeribles si se adaptaran a la realidad. Ellis consiguió el permiso de Marvel para crear esta historia tras una desesperada movida de la editorial por acercar a más público nuevo y reafirmarse con el viejo que se estaba alejando. Estaban conscientes que el escritor haría un caos con sus personajes y que esta historia de dos números, sería recordada para bien o para mal, cosa que al final se volvió un placer culposo para muchos fanáticos, que a lo largo de la vida han aceptado muchas veces que “es una reverenda basura, pero es la basura que me gusta”.



El dibujo corrió a cargo del pintor Cliff Nielsen, quien plasmó perfectamente las aberraciones narradas por Ellis de una forma tan atroz y hermosa, que hay viñetas que se vuelven imposible de ver y una vez que la has digerido, debes volver a verla para estar seguro que tu mente no está jugándote una broma. Hoy, esta historia esta indiscutiblemente prohibida por Disney, pues el ratón no ve con buenos ojos que los personajes que hoy le dan tanta ganancia, tengan en su historial un cómic tan crudo, oscuro y frío, digno de una historia de terror. Y como un dato extra, el cómic fue tan denigrante, que la misma competencia presentada por DC, aclaró que ellos jamás harían un proyecto así de inhumano, ni en sus sellos para adultos.



La calidad de la historia de si es buena o mala, queda a gusto de cada lector y saber si hay cosas peores que esta obra o no, pues es cierto que hoy realmente sería una historia ordinaria en cualquier serie de televisión, película o cómics mismos, pero que en su momento, fue algo que el mismo Stan Lee maldijo.

Tags: geek cómics ruinas marvel marvel cómics