Enrojecimiento en el brazo de su hijo era algo más grave

Le salvó la vida
La británica Alexandra Ruddy, de 41 años, le salvó la vida a su hijo tras llevarlo inmediatamente al hospital luego de detectar enrojecimiento en su brazo.

Días antes el niño había estado en el zoológico, donde sufrió una caída. Su madre lo sanó pero después notó enrojecimiento alrededor de la herida.

Ewan, el niño, fue entonces diagnosticado con sepsis, o sea, septicemia, y gracias a la rápida reacción de la madre el menor recibió los antibióticos necesarios y se encuentra en recuperación, informa el diario Mirror.

"La sepsis es una infección sanguínea. No se la puede ignorar y esperar hasta el lunes para inscribirse en la consulta del médico", comparte ella a través de Facebook, donde cuenta su historia, dice, para prevenir y ayudar a otras personas.

Tags: imagen sepsis herida. brazo hijo enrojecimiento madre