Autores despedidos de los cómics

Es muy difícil mantener felices a los lectores, a los editores y que las ventas de los cómics siempre estén en lo alto, en especial sin tener ayuda externa o mediática como lo son las películas y series en estos tiempos, algunos autores lo saben muy bien y de mala manera. En las grandes ligas, MARVEL y DC muchas veces no perdonan una baja de ventas a sus colaboradores, aun si esta baja es muy ligera y no es un numero rojo, pero hay ocasiones que se usa como excusa para sacar de alguna forma a algún artista o escritor con el que ya hay fricciones de formas diversas. Esta es una breve lista, de casos un tanto extremos y que llamaron mucho la atención en el medio cuando se supo el cese laboral de algunos creativos. No están ordenados en top, pero cada uno tuvo asperezas editoriales igual o mayores que otro.

CHUCK WENDING



Uno de los casos que más le dieron de topes a los fanáticos de STAR WARS. El encargado de las series AFTERMATH y SHADOW OF VADER, quien estaba cosechando buenos frutos editoriales para el ratón más rico del mundo, tuvo problemas internos con los directivos que sentían que su cuenta de Twitter estaba plagada de “diferencias políticas delicadas” esto debido a la manera personal de pensar del escritor sobre su apoyo y postura de la comunidad LGBT, la cual no todos vieron con buenos ojos le respondía por sus “vulgaridades” y por su “negatividad” sobre el sistema conservador estadounidense, siendo Wending un izquierdista liberal. Esto no es la clase de cosas que DISNEY quería que sus empleados de MARVEL, donde se edita el sello de STAR WARS, transmitieran al público, ya que el ratón ha comenzado a implementar a la editorial sus mismas reglas que le da a su personal propio y al no congeniar más, le dieron las gracias a Wending, dejando varios proyectos inconclusos.




ROB LIEFELD



En su caso, han sido no una ni dos, de hecho, ya perdimos la cuenta de todas y cada una de las oportunidades que MARVEL y DC le han dado a este escritor para que se cuadre y cumpla con el trabajo. Ampliamente conocido como el creador de DEADPOOL o plagiarlo de Deathstroke, Liefeld inicio muy bien su carrera como dibujante y entintador autodidacta para ambas editoriales, obteniendo buenos resultados para “HAWK & DOVE” como “NEW MUTANTS” el problema vino a la hora que se le subió la fama a la cabeza, que a la fecha no se le baja, exigiendo más dinero del que sus ventas producían, una silla en las oficinas principales de directivos y derechos por personajes, todo esto aderezado con que comenzó a ser un holgazán tanto en guiones como en arte, dejándole casi todo el trabajo a dibujantes novatos de su estudio propio para terminar lo que el medio iniciaba. Fue despedido de IMAGE COMICS, a la editorial conformada por otros excolaboradores estrellas de Marvel y cada vez que ha intentado volver a las grandes, se le brinda la oportunidad y con proyectos interesantes, pero siempre termina dejándolos tirados de nuevo.



Un caso muy fuerte de esto fue la saga HEROES REBORN de Marvel para encargarse de Los Vengadores y Capitán América, dejándolas a medio camino. El aseguró renunciar por falta de libertad creativa, pero Marvel desmintió esto confirmando su despido en la revista WIZARD por cuestiones de falta de profesionalismo y en DC, tanto en Titanes como en Hawk & Dove nuevamente, tampoco quiso hacer su trabajo alegando “basura corporativa”, siendo despedido al año.



GEORGE PÉREZ



Uno que en verdad le dolió y entristeció a los fanáticos del Hombre de acero. El señor Pérez es conocido por muchos fanáticos tanto de Marvel como DC y en el ámbito independiente, es de los pocos o sino es que el único que en su momento ha podido decir que ya dibujo a todos los personajes de ambas editoriales pesadas. Su trabajo, aunque sencillo, es de lo mas apreciado por el fanático mas exigente de cómics como de los editores mas duros, por lo que era la persona perfecta para hacerse cargo del titulo de Superman durante el relanzamiento de toda la editorial DC con NUEVO 52, cosa que se hizo y empezó muy bien.



Sin embargo, el problema vino a la hora, que al tratarse de algo para los lectores mas nuevos y a su vez, una junta directiva en DC que estaba cometiendo muchos errores, el señor Pérez estaba quedando poco a poco obsoleto para algunos y quien se aprovecharía de esta situación, fue el escritor Grant Morrison que escribía también el titulo ACTION COMICS y el cual estaba entrando en conflicto con el material de Pérez, cosa que no soporto y DC se inclinó más por Morrison, algo odiado por los fanáticos hasta el día de hoy. George sólo permaneció 6 meses hasta explicar que no soportaba la presión que tenia sobre sus hombros de no poder tener la libertad creativa de la que siempre gozó y que jamás debió retirársele, pues su trabajo le guste o no a los editores, dejaba ganancias. Finalmente, en términos “amistosos”, el artista puertorriqueño se dio por vencido y acepto las “gracias” de la editorial en 2012.




Tags: geek cómics autores dc marvel superhéroes