Se hizo más de 300 cirugías porque su madre le dijo que era fea

Ahora trabaja como modelo
Tsubaki Tomomi es una mujer japonesa de 39 años que se ha sometido a más de 300 procedimientos cosméticos porque su madre le dijo desde niña que no estaba satisfecha con su apariencia.

Tomomi lleva 21 años realizándose diversos tratamientos cosméticos y ha pagado alrededor de 280 mil dólares, 5 millones de pesos, en ellos.

Su primera cirugía plástica se la hizo a los 18 años y para los 20 ya se había arreglado los dientes, realizado implantes de senos y sometido a tratamiento para moldear sus ojos.

En todos estos años se ha hecho muchos otros procedimientos, como reconstrucción de nariz, boca y mandíbula o estiramientos faciales.

Ahora Tomomi trabaja como modelo, tiene un blog y también es ‘influencer’.

Tags: Cirugías mujer madre fea