La Bestia de Jersey: Violador enmascarado

Él atemorizó a la isla de Jersey durante 11 años
Si te cuentan la historia sobre un hombre que usaba una máscara de caucho, una peluca de mujer, un abrigo y dos brazaletes adornados con clavos además de que se dedicaba a acechar y violar a mujeres y niños, creerás que es la descripción del villano de una película, pero no, en realidad se trata de La Bestia de Jersey.



Edward Paisnel era un hombre que vivía en la Bailía de Jersey, una isla perteneciente a Inglaterra pero que está cerca de Francia, y él vivía una doble vida; de día era un hombre de familia y un modelo a seguir para la comunidad y de noche allanaba hogares y violaba a mujeres y menores de edad.

Paisnel y su esposa además llegaron a criar hijos adoptivos y él llegó a vestirse de Santa Claus para entretener a los niños que habitaban un orfanato. Sus buenas acciones nunca levantaron sospechas sobre sus actividades criminales, las cuales comenzaron 1960, según la información obtenida durante su juicio.



Su modus operandi era simple. solía irrumpir en hogares en los que sabía que había potenciales victimas vulnerables a la mitad de la noche y procedía a violar menores de edad o mujeres adultas. En algunas ocasiones usó cloroformo para adormecer a sus víctimas y trasladarlas a un lugar donde procedía a violarlos.

Algo que caracterizó al criminal fue el disfraz que usaba para ocultar su identidad, el cual consistía en una mascara hecha de caucho , la cual le quedaba grande y holgada, una peluca, y sus infame saco adornado con clavos. Paisnel diseñó su atuendo pensando en el Boogeyman, aunque según un testigo en su juicio, él no usó su atuendo durante uno de sus crímenes.



Durante 11 años, la isla de Jersey fue atormentada por Paisnel, hasta una noche en 1971, él fue detenido por la policía por haberse pasado un semáforo en rojo y al interrogarlo, descubrieron que el auto no era suyo y además encontraron la peluca, la máscara y el abrigo en su asiento trasero. La excusa que él dio sólo incrementó las sospechas de los oficiales: él dijo que se dirigía a una orgía.

La Bestia de Jersey nunca mató a nadie, a pesar de que fue considerado sospechoso de algunos asesinatos, y su motivación era aparentemente satanás o alguna otra deidad, debido a que las autoridades encontraron parafernalia de culto y rituales esotéricos en una habitación de su hogar.



Una vez arrestado, las autoridades encontraron demasiada evidencia que incriminaba a Paisnel cómo el culpable de múltiples violaciones y allanamientos de morada. Tras un corto juicio, Edward Paisnel fue sentenciado a 30 años de prisión, debido a que sólo fue hallado culpable de 13 crímenes, a pesar de que alrededor de 100 personas lo denunciaron como su agresor.

Los crímenes de la Bestia de Jersey no han sido olvidados; Paisnel es comúnmente comparado con Ed Gein y El asesino del Zodiaco gracias a que sus infames máscaras son casi tan macabras como sus crímenes.

Tags: AY NANITA crimen