AMERICA GOT´S POWER… Reality show de super humanos

Hacer criticas constructivas a la sociedad en que se vive actualmente por medios masivos de entretenimiento, como los comics, no es mala idea, de hecho, muchos autores lo hacen, ya sea en las editoriales grandes o independientes. Cualquier autor lo hace de formas diversas, pero el verdadero talento, radica en la manera de contarlo. Por ejemplo, el tiempo que se desperdicia la vida frente a la televisión en lugar de hacer algo productivo, pues la televisión y su programación pueden ser muy malas en exceso. Y lo que se pretendía con el comic AMERICA TIENE PODERES, iba mas o menos por esos lados, hacer una crítica constructiva de ese consumo exagerado, pero de una manera un tanto más interesante.


Casualidades “cósmicas” y un negocio increíble.



A casi 18 años que un misterioso artefacto de origen espacial, o eso nos dicen, cayera en San Francisco, toda mujer embarazada que se encontrara alrededor de un perímetro de cinco millas, sin importar el periodo que se encontrara de su estado, padecería un parto prematuro. Esto ya es de por si bastante raro, pero lo que vuelve mucho mas raro la situación, es que todos los bebes nacidos sobreviven a la gestación anticipada con una peculiaridad, nacen con habilidades meta humanas, super poderes, un hecho simplemente increíble. Todos y cada uno de ellos, un hecho que el gobierno y las grandes productoras de televisión y entretenimiento ven de diferente manera, pero con un mismo objetivo. Sacar ganancias. Pero entre esos nacidos nuevos super humanos, hubo uno que no tuvo la suerte de tener esas sorprendentes habilidades, nuestro protagonista Tommy, quien vive frustrado y celoso de su hermano gemelo, el cual si obtuvo dones especiales. Tommy trabaja en un local del estadio de su ciudad, pero no es un estadio cualquiera que alberga al super tazón, la copa del mundo o las grandes ligas, no para nada, sino aquel donde se dan cita todos esos super humanos a darse con todo su poder unos contra otros, para deleite de los millones de aficionados televidentes del espectacular deporte “AMERICA GOT POWER”, el cual, es una parodia de ese popular programa clásico de la televisión norteamericana, América tiene talento, todo un éxito. Los super humanos no están allí en su contra, muy por el contrario, son celebridades y son tratados como dioses por el mundo real, viviendo la gran vida del sueño americano. Hasta allí, todos felices y contentos, salvo por un hecho reciente, el hermano de Tommy muere en uno de esos combates. Cosa que pone en alerta a todos los políticos del país y lideres militares, pues estos eran los que en verdad estaban tras el proyecto de televisión, con el fin de mantener ocupados, no solo al publico espectador, sino a los mismos meta humanos, cuyas vidas frívolas, propias de un milenial, solo consiste en tener el celular mas actual posible, la ropa de marca mas cara, asistir a los lugares de moda y mas cosas que el mundo real consideraría vanas, pues en el momento que se den cuenta, que uno solo de ellos, tiene el poder para cambiar el equilibrio de la tierra en cuestiones sociales, para bien y mal, las cosas se pondrían muy tensas. Pero es justo donde Tommy, se da cuenta que hay una conspiración mucho más siniestra que los ratings y mantener a ralla a cada super humano.



Buena Premisa, un no tan bien ejecutada.



Americas Got Powers, es del escritor John Ross, quien ya se ha sabido distinguir por escribir historias con cortes de historias de distopias en los comics, algunos con mejores resultados que otros y en el caso presente, depende de la visión de cada lector para decir hasta donde es bueno el argumento. Siendo una obra de autor, Ross se aventura a usar de forma exagerada la crítica social del consumismo de entretenimiento de cómo lo siente él, siendo así que algunos momentos de las batallas, parecieran más un super tazón exagerado, cosa que se entiende pues el punto del autor. Sin embargo, el escritor consigue atrapar al lector con la temática, pero falla al separar sus conceptos personales y el profesionalismo de narrarlo, pues de estar en lo correcto, el mismo estaría atacando a los lectores de comics que son fanáticos compulsivos. Los primeros números y la introducción a la historia, son bastante bien llevadas, pero comienza a decaer conforme la historia revela justamente, no las intenciones de los personajes, sino del autor, haciendo que perdamos poco el interés. No significa que sea una mala historieta por que no lo es, solo que consigue el impacto que pretendía. El arte, este que debió ser de lo más grandioso, corrió por parte de Bryan Hitch y Paul Neary, un dúo que cuando se junta a trabajar en equipo, nos entregan verdaderas obras de arte en lo que comics se refiere, autores de batallas violentas, épicas y secuencias alucinantes de guerras masivas, tanto así que MARVEL y DC recurren a ellos cuando se trata de una pelea descomunal (Ultimates de Marvel es un ejemplo brutal) pero aquí, aunque cumplen perfectamente, no se siente la misma emoción que nos tiene acostumbrados.


En resumen, AGP es un buen titulo para pasar el rato, para respetar la intención del creador y meditarlo un tanto, pero no significa que sea algo trascendente como se esperaba.

Tags: cómics historias América