Lugares terroríficos del mundo: el Bosque Hoia-Baciu

El bosque Hoia-Baciu, ubicado en Rumania, es también llamado el Triángulo de las Bermudas de Transilvania y son sus árboles curvos y que crecen digamos ‘deformes’ los que le dan ese aire de misterio y extrañeza.

También se dice que hay mucha actividad paranormal en este lugar, avistamientos de ovnis y hasta leyendas urbanas de un portal que hace desaparecer gente, todo por una historia de hace muchos años en la que dicen entró un pastor con 200 ovejas y nunca se les volvió a ver.



Es también el lugar que el autor Bram Stoker eligió para que viviera su más conocido personaje, Drácula, aunque el autor nunca visitó Transilvania, sino que las supersticiones documentadas alrededor de este sitio fueron suficientes para convertir su halo enigmático en algo sorprendente para su literatura de terror.



Su extensión es de 3 kilómetros cuadrados y tiene en el centro un punto en el que nunca crecen árboles, conocido precisamente como El Círculo.



La historia del portal viene de que dicen que se produce un fenómeno de tiempo perdido, es decir, gente que entra por poco tiempo, que pierde la noción de las horas y los días y siente haber estado por un lapso mucho mayor al que en realidad pasaron dentro.



Además de que algunos creen que el lugar está ‘envenenado’, porque la gente que entra, sale con extrañas afecciones, pueden ser náuseas, heridas, dolores de cabeza, quemaduras o ampollas en la piel, que aparecen sin explicación.



Ninguna de las muchas historias inexplicables sin embargo tiene un sustento científico y parece que el misterio es parte de ese folclore que crece en la sugestión que crean las mismas historias que alimentan especialmente los locales.

Tags: lugares terroríficos mundo bosque bosque Hoia-Baciu Rumania