Del creador de Invasor Zim: Johnny el homicida maniaco

Si te gustan los cómics y pasas un tiempo considerable en la red por estas semanas, tal vez ya te hayan bombardeado hasta la saciedad con la publicidad del regreso de Invasor Zim por Netflix. Una serie que muchos adultos jóvenes de 30 años hoy, veían hace apenas el inicio del nuevo milenio y que cautivó tanto como aterró a sus televidentes por su humor sádico, aterrador, crudo y sobre todo oscuro. Una serie que quedó en el corazón de muchos emos, góticos y gente que gustaba de lo perverso y hermoso, la cual es bien recibida con brazos abiertos en este regreso. Pero hoy no hablaremos sobre el retorno de este personaje en especial, sino de su “hermano mayor” y creación prima del autor, Jhonen Vásquez, misma que serviría como una terapia de ayuda de sí mismo, pero que, por desgracia, para muchos, pasó sin pena ni gloria hasta ahora que el internet ya es una magnifica herramienta que abre muchas puertas: Johnny, el Maniaco Homicida.



“I COULD BE A KILLER”



En 1995, Vásquez dibuja y cuenta la vida de Johnny, un joven de 20 años que se dedica a secuestrar y matar gente, todo con aras de obtener su sangre y poder pintar su casa, lo cual evitara que “el monstruo” escape, aunque no se resuelve a que monstruo habla en realidad. Johnny no está bien de la cabeza, eso queda claro desde que cuenta como sus padres fueron asesinados por “un ser malvado” y ahora ese trauma lo bajo hasta la locura más depresiva y solitaria, lo que le causa severos momentos de dolor emocional y se irrita cada que alguien señala su locura.



El problema es que Johnny vive en una ciudad, aparentemente los Ángeles, donde todo el mundo vive de prisa y no tienen tiempo de ayudar a nadie más que a si mismos, así como a sus ojos, todos son unos corruptos insensibles borregos. Johnny ha desarrollado sin darse cuenta, un trastorno dentro de su propia locura que lo hace actuar justificando sus crímenes, tanto como alguien que esta tratando de purificar al mundo y por igual alguien que hace lo que hace porque puede.



Tiene una personalidad alterna llamada Nny, la cual se encarga de realizar sus viles actos como medio de defensa contra el mundo y sus alter egos de Mr.Elf y Psychodougboy, quienes sirven como balanza entre si debe detenerse en su labor o sólo debería tomar su propia vida. El cómic desarrolla la vida de Johnny interactuando con otras personas ordinarias y estereotipos sobre la sociedad de los años 90. Entre tratar de justificar la existencia o no de un cielo o infierno, tener una cita que no termine en homicidio, salir a la calle para intentar socializar y fracasar, el miedo de estar encerrado en su propia mente y no tener nada para el futuro. Así como ser una carga para si mismo y el mundo.



Cómic de Culto entre la generación perdida de los 90



'El homicida', fue editado en siete números a blanco y negro, de corte independiente, en serio que ninguna editorial grande o mediana se iba a prestar a imprimir este duro proyecto, y tenia el formato de antología, generalmente iniciando y terminando con historias de Johnny y en medio, minicapítulos de otros personajes que convivían en el mismo mundo que Johnny, pero que no estaban locos y pasaban por situaciones desagradables en la misma ciudad que el protagonista, lo que más tarde los volvería en victimas potenciales de Johnny.



Dibujado en alto contraste y con una narrativa que, en palabras del autor, estaba enfocada en los videos clips musicales de bandas de rock y metal pesados, Vásquez usaba este cómic tanto para hacerse un lugar en el mundo de la historieta y por igual, como una terapia de sus propios problemas existenciales, explicando años después, que al igual que su obra más grande, ZIM, servía para contar metáforas de lo que el siente que es el mundo. El cómic fue cancelado en 1997 tras el numero 7 como se mencionó, pues pese que las ventas del titulo eran buenas, el autor comenzó a enfocarse a otros proyectos en historietas y en televisión, justo para la cadena Nickelodeon donde comenzaría a trabajar y en inicios del nuevo milenio, finalmente concretaría su proyecto más grande, la serie INVASOR ZIM.



Johnny, pasó en su momento sin mucho éxito fuera de sus círculos habituales, pero ahora y gracias a Zim, ha comenzado a llamar la atención gracias a los fanáticos del autor que le desconocían, así como una reedición de bolsillo que junta las siete ediciones, editadas de forma que cuentan en forma lineal la vida del homicida como el autor pretendía hacerlo. El cómic, pese a las obvias deficiencias que la época le daba, tiene una calidad muy buena en el arte y argumento, mostrando a momentos una buena obra de terror, como un “manual” de todo lo que NO se debe hacer en la vida real para sofocar la locura. Toda una pieza de colección del cómic underground de la década pasada.

Tags: ay nanita terror cómics Johnny el maniaco homicia Invasor Zim