The Strain: Salvando la imagen de los vampiros

A todas luces, el final e inicio de la década pasada, estuvo repleta de una moda literaria llena de sagas e historias para adolescentes, mismas que tomaban elementos básicos de muchas creaciones previas y sólo se les agregaba “color rosita” para que fueran digeribles y comercialmente hablando, exitosas. Eso está bien, se consiguió el objetivo de interesar a millones de personas en la lectura en una época donde la tecnología nos tiene maravillados, sin embargo, una de las historias que más llamó la atención, fue la novela CREPUSCULO, la cual hizo de la cultura popular de los vampiros, un verdadero chiste para muchas personas. Afortunadamente, no venimos a platicar de esa obra sobre vampiros bonitos que brillan y son perfectos, sino de la obra que surgió poco después para reivindicar a esos personajes tan amados por muchos y que fue ideal para salvar el genero y acercar a quienes buscaban un horror moderno con ese tema, pero con sangre, violencia y un verdadero caos.



Un vuelo lo inicio todo



Un avión proveniente de Berlín, el Boeing 777, llega a la ciudad de Nueva York para aterrizar en aeropuerto John F. Kennedy. Todo parecería un vuelo de rutina, de no ser porque a su aterrizaje, el avión se queda estático. No hay respuesta de la cabina a la torre de control, no hay señales de movimiento, todo se apaga y nadie sale del avión. Algo raro está pasando y que obliga al personal del avión a indagar sobre lo que, en un inicio, piensan se trate de un ataque terrorista. Para mala sorpresa de quienes entran a ver qué ocurre, descubren que toda la tripulación y pasajeros del avión ha muerto. Todos y sin señas de vida por ningún lado. Sin embargo, en el compartimiento para el equipaje, hay algo que no debería de estar allí, un ataúd lleno de tierra de la cual se desconoce su razón de haber viajado de Europa a Estados Unidos, sin que nadie sepa que esto es el inicio del horror y de una plaga que promete acabar con la humanidad.



El ataúd contiene en reposo a Jusef Sardu, un ser conocido como 'El Amo', un vampiro muy poderoso y peligroso que está decidido a tomar al mundo bajo su control y ganado, convirtiendo a la humanidad en su cosecha. Todo esto a través de su plaga de gusanos, que convierte a seres humanos normales, en criaturas hambrientas de sangre, que, aunque son inmunes a las cruces y ajos, son vulnerables al sol, pero sólo al inicio. No se alimentan con colmillos ordinarios, sino con un arpón bucal que succiona a su víctima hasta dejarla seca. Además, que estos si suelen reflejarse en un espejo, pero al hacerlo, su propio reflejo tiembla, delatándolos como vampiros.



Al quedar claro que esto no es una epidemia normal y que todo este caos esta por derivar en una guerra por el mundo, el Dr. Goodwather y su amante, Nora, se unen a un sobreviviente de la segunda guerra mundial que lleva toda su vida cazando a estos seres en Europa, Abraham Setrakian y quien falla en su misión de evitar, que estos propaguen su reino de terror por el mundo, ahora sólo resta enfrentarlos y detenerlos.



Conquistando la literatura, la televisión y ahora el cómic



Igual que sus antagonistas, esta novela fue metiéndose poco a poco en el gusto de los lectores que cayeron en su argumento. Formada por una trilogía, la saga Nocturna supo ganarse su lugar entre el gusto de los lectores jóvenes y maduros, que ya estaban comenzando a cansarse de la bomba mediática que fueron los vampiros de Stephanie Meyer, de hecho, se dijo por mucho tiempo en internet, que esta obra surgió como una respuesta a esa saga juvenil, pero eso fue total falsedad. Un dato que llamo poderosamente la atención, fue la mente creativa de esta historia, que no es otro que el director Guillermo del Toro, quien, usando auto referencias de algunas de sus obras previas mas exitosas, logró darle vida a esta siniestra obra. Actualmente, ya finalizada, el éxito de NOCTURNA no se detuvo en su formato original y pasó a ser un fenómeno exitoso en plataformas con su adaptación THE STRAIN y de allí, pasar a un cómic, vigilado por el mismo Del Toro.



La historia, pese a ser muy reciclada en muchos aspectos, consigue defenderse por si misma y volverse original a su manera, sacando la mala imagen del vampiro perpetrada hace años y como se dijo, volviéndolo a colocar en un status de terror y horror tal cual como se debe. No importa que versión desees conocer, libro, cómic o serie de televisión o todas, vale completamente la pena e ideal para las fechas por venir de este año.

Tags: ay nanita terror cómics the strain vampiros