Siete destacables ‘placeres culposos’ de la televisión

A veces vemos, recordamos y amamos cosas por lo malas que son. Pasa por ejemplo con comerciales, videojuegos, películas y también series.

Estos son siete programas que aunque malos, los amamos y no podemos ni alejarnos de ellos ni dejar de ver. El clásico caso del ‘placer culposo’.

¿Cuál comparte y cuál otro agregarían?

Fuller House





Como que lo intenta demasiado pero es por esa exageración desmedida y poco creíble que la amamos. Ridícula en varios sentidos pero de una forma amena, no tiene la misma calidad que la serie original, Full House, pero es perfecta para pasar el rato y desconectar. Eso seguro.

Galavant





Una serie de comedia musical ambientada en otra época suena como la idea más disparatada pero funcionó. Los actores evidentemente disfrutaban lo que hacían y la buena chispa se transmite; las canciones eran memorables y la idea, aunque fuera de lo común, destacaba por ser diferente.

Scream Queens





Tal vez casi nunca tuvo sentido pero eso era lo adictivo. Se reía de muchos conceptos y clichés de la cultura popular, las cintas de terror, los estereotipos en las fraternidades o la dinámica académica, pero esa sátira resultaba catártica y gracias a ello era fácil amar cada locura que aparecía.

The Simple Life





Quién no vio y se fascinó con lo extraño, incoherente y bobo de este programa que se nutría precisamente de todos esos calificativos. La idea de poner a un par de millonarias en el mundo ‘real’ suena tan incorrecto pero correcto que ver cada situación era inquietantemente genial/divertido.

Siren





No hay mucho con lo cual describir a este programa, es un show sobre sirenas, y un triángulo amoroso que la involucra a una de ellas. Y luego claro como que hay conspiraciones y rebelión y lucha por el poder y nada es muy aterrizado en la realidad pero al final de verdad que no importa.

Supernatural





Hay que otorgarles crédito a los actores principales y a sus fans por mantener este programa a flote por 15 temporadas. La premisa es tan sencilla que tal vez por eso sigue funcionado: cazadores del o sobrenatural. Ha tenido fantásticos momentos y otros muy malos, pero seguimos viendo.

What/If





Igual no está claro si el programa intenta ser una sátira crítica con tino de ironía, o si sólo es un drama muy ‘telenovelesco’ que con el drama exagerado desata, sin quererlo, risas por lo ridículo que puede llegar a ser. A pesar de todo, como si fuera un accidente, no podemos dejar de ver.

Tags: series televisión entretenimiento actores placer culposo cine