Providence, una obra moderna de terror inspirada en una clásica

Como otra recomendación de lectura en los cómics para este mes, que mejor que una obra fuertemente inspirada en el celebre escritor de horror cósmico, H. P. Lovecraft, pero esta vez de la mano y letras de uno de los “escritores malditos” por excelencia de esta generación, el infame Alan Moore, quien toma como inspiración al gran escritor Lovecraft y su obra, para reinventar un género algo agotado y llevarlo al mundo del cómic en un resultado que ha sido elogiado por propios y extraños del cómic de horror e independiente, Providence: el miedo que acecha.

Una curiosa investigación



Robert Black, es un homosexual reprimido en 1919 que trabaja como periodista del periódico New York Herald, se ha topado casi por casualidad con el misterio de la verdadera historia de la sociedad de Nueva Inglaterra, mas concretamente con asuntos de Providence en Rhode Island y que giran alrededor del libro “Sous le monde”, mismo que ha sido usado por sectas de sociedades secretas durante la historia de los Estados Unidos, pero que, por desgracia, tiene la particularidad de enloquecer a todo el que lo lea por completo.



La investigación del protagonista, Robert, lo pondrá en la búsqueda del manuscrito “La sabiduría de las estrellas”, el texto original donde se desprende “sous” y del cual se dice, tiene el poder de controlar a los vivos y los muertos, redactado hace siglos por un árabe hambriento de conocimiento, pero que fuera asesinado por los mismos seres que se liberan cada vez que el libro es leído. Durante su recorrido, Robert ira topándose con hechos y horrores sobrenaturales que lo pondrán en peligro, pero que lejos de hacerlo dudar de completar su investigación, tomara como algo normal, no para él, pero si para que el mundo siga funcionando como lo es hasta ahora y razón suficiente, para exponerlo al mundo. Si es que algo no acaba antes con su vida.



Homenaje de una leyenda a otra



Tal vez el cómic de Providence no haya hecho mucho ruido en su momento como hoy en día lo está logrando, publicado en 2015 bajo el sello AVATAR PRESS, la miniserie se hizo de un buen número de seguidores, gracias a la calidad del autor ingles Alan Moore, quien rinde un tributo al escritor H.P. Lovecraft, pero fue al final justamente esto lo que, a la segunda vuelta por así decirlo, la publicación alcanzara el nivel de popularidad que goza ahora. Siendo reeditada en su totalidad en tomos recopilatorios de pasta dura y ediciones de bolsillo, así como en el mercado de habla hispana, pues fue solo cuestión de tiempo para que muchos lectores de novelas de terror, sean o no seguidores de los cómics, se dieran la oportunidad de hojear lo que prometía ser desde la portada, todo un clásico de culto moderno. Esto no puede tomarse a la ligera, estamos hablando de un escritor ampliamente reconocido en los cómics por su larga y polémica trayectoria de escribir oro literario. Watchmen, Desde el Infierno, V de Venganza, La broma Mortal, Miracle Man, El capitán Bretaña, obras muy elogiadas en el medio de los cómics y que fueron cimientos para hacer madurar a títulos comerciales y de paso a sus lectores, Alan Moore se ganó su lugar como uno de los mejores escritores de cómics de todos los tiempos y verlo realizar un homenaje a las obras literarias de Lovecraft fue el gancho necesario para asegurar un éxito de ventas y literario. Aunque Moore toma elementos de Lovecraft y los vuelve suyos, como alterar nombres o usar narrativas que eran ficción en su momento y colocarlas aquí como algo “real”, no demerita en ningún momento las letras originales de Lovecraft, sino que, al contrario, las termina enriqueciendo más. Moore se toma bastantes libertades en los primeros números de la serie, de hecho podríamos decir que va “lenta” en cuanto a guión, eso va cambiando conforme las paginas avanzan y nos vamos percatando que decide emular la manera de Lovecraft de contar un relato, dejando el suspenso para el final de cada capítulo después de haber colocado de forma precisa a cada elemento o personaje en el lugar que debe estar, dejando todo en manos del lector de saber lo que esta pasando y no poder hacer nada mas que continuar con la lectura.



Algo que se ha criticado, pero también asombró a los fanáticos de Moore, fue la sexualidad del protagonista, algo que vale la pena remarcarse dado que al igual que Lovecraft, Moore siempre ha tenido fuertes tendencias homofóbicas en lo que a personajes de ficción se refiere, pero que logra hacer a un lado prejuicios y entregar un personaje creíble y bien trabajado pese al uso del escritor de llevar la historia principal, con el trasfondo personal del personaje en una época en la que la Homosexualidad, era muy mal vista aun. Moore evita el uso excesivo de violencia al que nos tiene acostumbrados, pero al final no la extrañas al leer la calidad de la historia. El arte de Jacen Burrows, también evita caer en “facilidades” a la hora de crear tensión o suspenso, dibujando escenas que cumplen con las descripciones de lo que leemos de una forma tan armoniosa, que logras sentirte como parte de la historia al leerla de forma corrida.

Como se dijo, actualmente este cómic ya se encuentra en español en una edición recopilatoria muy buena, misma que no debería faltar en la colección de un buen amante de la literatura de Horror, sea en novela tradicional o en este caso, el noveno arte.

Tags: geek ay nanita miedo terror cómic Providence Alan Moore H.P. Lovecraft