Siete franquicias arruinadas por tantas secuelas

Una buena idea puede convertirse en una pesadilla cuando es tan explotada y sobre-explotada. Sucede en el cine, más seguido de lo que pensamos, y es una pena.

Hay franquicias fantásticas que sabe reinventarse, y hay franquicias que lo intentan, las amamos, pero sabemos también reconocer que se han expuesto tanto, que llegamos a estar ya hartos de ellas.

¿Qué otra franquicia creen que se echó a perder luego de tantas secuelas?

Terminator





Con tantos giros dentro de su propia premisa, la franquicia ha crecido de una manera un poco fuera de foco, como incontrolada. Amamos la original y su secuela, pero luego pareció que todo el resto de la saga, cintas directas e indirectas en la cronología, fueron un plan mal ejecutado, y de sobra.

Die Hard





Entre las primeras cintas y sus secuelas y las más recientes entregas, hay todo un abismo. Casi parece que estamos tratando con franquicias diferentes que usan la misma premisa y trazo de personajes. Mejor hubiera sido entonces dejar en paz lo anterior, y proponer algo diferente en el ahora.

Cloverfield





Amamos lo que la secuela hizo por mérito propio, pero la cinta original de alguna manera se ve manchada por una continuación que apenas se relaciona y una tercera película que se ambienta en el mismo universo pero trata de otra cosa. La decepción hace como que el esfuerzo no vale la pena.

Indiana Jones





Ya de entrada la cinta original es legendaria como para esperar que alguna secuela llegue a tal nivel de genialidad. Quizá la segunda y tercera entregas funcionan, gustan, pero luego alguien quiso seguir con la saga y sólo logró que comenzáramos a odiarla, lo que nos hace odiarlos por eso.

Harry Potter





Siete libros, ocho películas, suena como algo entendible, quizá innecesario pero lo adoramos. Y amamos el universo Harry Potter pero es por eso mismo que cuestionamos con gran énfasis la trilogía subsecuente, que en realidad nunca llegó al nivel de calidad que cualquiera de las otras.

Alien





Una saga que fue creciendo, cambiando y, en el camino, perdiendo su misión. Es como si la calidad hubiera bajado con cada nuevo camino tomado. Después de una buena secuela, una difícil tercera entrega y una cuarta que es olvidable, las subsecuentes, Prometeo y Covenant, parecen de más.

Piratas del Caribe





De esas cintas que sorprendieron casi inesperadamente, el concepto funcionó y dio paso a toda una saga que con cada nueva entrega, fue decayendo. Ya fue malo completar una trilogía a marchas forzadas, como para hacer una cuarta que nadie recuerda y una quinta que quisiéramos olvidar.

Tags: geek películas cine franquicias secuelas