Super héroes que han estado en prisión

En los comics, el trabajo de un héroe, siempre suele ser justamente hacer el bien, salvar a su ciudad o al mundo, ayudar a los desprotegidos del crimen y de cada infame con superpoderes que se siente dueño del mundo o de los que no los tienen, pero con recursos para lastimar al inocente. Básicamente el trabajo de un superhéroe es ese, luchar por la verdad, la justicia y el bien. Pero si algo que los cómics nos han enseñado bien, es que ese camino no siempre es fácil como parece y que muchas veces, las adversidades pueden venir desde otro lado, incluida la misma justicia a la que tratan de proteger y este es el caso en esta ocasión. Ya sea por azares del destino o manipulación de una u otra forma, hemos visto que varios superhéroes han terminado en el mismo lugar al que envían a sus enemigos, quizás de diferente forma y medida, pero tras las rejas, a fin de cuentas. Estos sólo serán un par de ejemplos de cuando la suerte, deja de sonreír al lado correcto de la ley.

Clark Kent y ni Superman pudo ayudar



Empezamos muy alto con este conteo, si bien estuvo detenido, esposado y fichado, se salvó de ir a prisión, Clark Kent mejor conocido como Superman, fue el único sospechoso del crimen del periodista Peter Sand, quien cometió un terrible error en la ciudad de Metrópolis, investigar el pasado de Lex Luthor, cosa que obtuvo y al momento de pasar dicha información a Clark, este seria asesinado por el mismo Luthor para inculpar a Kent y usar sus influencias para ponerlo en contra de Superman, su mas grande enemigo. Luthor obviamente desconocía que su nuevo juguete y su rival, eran la misma persona y su plan no daría frutos, pero durante la novela gráfica “La Biografía no autorizada de Luthor”, Superman conocería de primera mano el nivel de corrupción de la justicia de Metrópolis y que la ambición de Luthor no tiene límites, asesinando a un periodista e inculpando a otro, sólo por mostrar que ni la prensa, estaba a salvo de su poder.



Wolverine, Logan ha visto días mejores



Uno de los casos más injustos que se hayan visto en los cómics. Aunque a lo largo de su vida, Wolverine ha estado cautivo por diferentes razones, en su mayoría, al igual que muchos mutantes en Marvel, se debía a la captura de algún villano o azares del destino. Sin embargo, durante su paso al subsello “Marvel Knights”, Wolverine sería inculpado injustamente por el asesinato de un prominente político de los Estados Unidos, algo que, a todas luces, fue un show mediático contra el hombre X mas popular. Obligando a los demás X y cualquier otro héroe a hacerse a un lado del caso, ya que esto sería un caso más propio de leyes ordinarias y no de super humanos, Logan sería encerrado en la prisión “La Caja”, donde no la pasaría nada bien dada la discriminación hacia los mutantes, además de una conspiración secreta dentro de la misma cárcel para enfrentar a Logan contra un villano místico.



Peter Parker, huellas digitales y ADN son toda la prueba que se necesita



Uno de los eventos más repudiados por los miles de fanáticos del amigable trepa muros, fue la infame saga del clon de los años 90. Con el clon original, Ben Reilly volviendo a la vida de Peter, ahora como el Araña Escarlata, Peter y Ben llegaron a tener diferencias iniciales muy marcadas que terminaban en peleas, pero que terminaron en una buena amistad. Hasta el día de la muerte de la Tía May y tras su funeral, la policía de Nueva York se presentará en la casa de los Parker para arrestar a Peter bajo los cargos de homicidio. Todas las pruebas y evidencias señalaban a una sola persona, el propio Peter y esto debido a que las víctimas tenían horribles cicatrices en sus rostros con huellas digitales y las que concordaban con Peter. El problema es que todos los homicidios ocurrieron en un periodo de cinco años atrás y en la ciudad de Salt Lake, donde Spider-Man jamás había estado, pero si su clon Ben, lo que lo llevo a sospechar de él, pero sin imaginar que todo fue una atroz coincidencia con otro de sus clones, el primero y mas violento de todos, Kaine, mismo que demostró la inocencia de Peter de forma inesperada al agredir de la misma manera, a los policías encargados del caso de Spidey.



Bruce Wayne, al fin Batman se pudo deshacer de él



A lo largo de la carrera de Batman, hemos visto en innumerables veces que el personaje ya no soporta ser Bruce Wayne, su verdadera identidad. En varios momentos lo hemos visto preferir usar la capucha del murciélago que enfrentar la superación de la muerte de sus padres. Bueno, en la saga “Wayne: Asesino”, vimos lo mas cercano a olvidarse para siempre de esto. Inculpado por el asesinato de su novia, la reportera Vesper Fairchild, Bruce Wayne fue preso, perdiendo el juicio y encarcelado en Black Gate. Lejos de ser un problema, fue un alivio muy grande para él. Fingiendo escapar de la ciudad como Wayne, Batman por fin pudo olvidarse por meses de Wayne, sin importar demostrar su inocencia. Para el mundo, Bruce Wayne estaba preso y después fugado, pero con la idea de que el multimillonario hombre de negocios, había asesinado con saña y odio a su pareja.


Tags: geek cómics prisión superhéroes Dc comics Marvel