Peleas legales en cómics

A quienes amamos leer y coleccionar cómics, nos ha tocado ver de todo en sus páginas. No importa si eres fanático de Marvel,DC, Dark Horse, Image o algún sello independiente, siempre que compras un cómic con acción y peleas te emocionas, aves a veces poco u otras más, por que se trata de la conclusión de una saga épica o bien, es tan sólo el inicio de algo mucho mayor por venir ¿Pero que hay de la gente que se encarga de realizar esa historieta? ¿Qué hay con los creativos? Muchos de ellos también han entablado batallas de proporciones brutales y muchas veces en disputa por los derechos de autor y regalías, cosas que no se solucionan en las paginas de una historia ficticia, sino en una corte y que no han sido pocas veces que la tormenta de los créditos de cada autor o colaborador han sacudido los cimientos de un cómic. Estos son unos ejemplos sencillos de ese dolor de cabeza, de los que tal vez, muchos fanáticos desconocían.

Marvel vs Jack Kirby, la dolorosa verdad



El día de hoy, muchos fanáticos del universo Marvel adoran a Stan lee, ese popular escritor que tenia costumbre de hacer cameos en cintas de sus mas celebres creaciones. Pero la verdad es que Stan no podía con todo y es justo señalar al otro padre del universo Marvel, el rey de los cómics de la época de oro y plata, Jack Kirby, el dibujante que diera vida a los Cuatro Fantásticos, Black Panther, el Capitán América, Thor, Iron man y de paso, a los Hombres X. El problema vino a la hora en que Jack, quien dibujo mucho material de Marvel como freelance, mismo que no le fue devuelto y que, además, comenzó a tener reducción de sus pagos y una exigente cantidad de trabajo mucho mayor. Jack se fue de Marvel con un lio legal entre él y la compañía por cuestiones de derecho, crédito y del material mencionado, la cual se sabe, se arreglo a puerta cerrada y que propino el regreso de Jack años después, pero no sería lo mismo que en sus inicios. Al final de su carrera y su vida, Jack admitió amar a sus personajes y disfrutaba dibujarlos para el y en eventos como sketches para los fanáticos, pero en varias ocasiones que pudo, dijo que termino odiando a la gente de Marvel.



Todd McFarlane vs Neil Gaiman, la disputa por un Ángel



Los que crecieron con Spider Man en los 80 y parte de los 90, sin duda recuerdan a Todd McFarlane, creador de Venom y que salió de Marvel en pésimos términos por cuestiones de derechos de autor. Irónicamente, cuando Todd se fue a crear su propia compañía, Image comics y su personaje insignia, Spawn, cayo en las mismas practicas explotadoras y de mala fe que Marvel tuvo con él. Cuando contrato al escritor Neil Gaiman para hacer cargo de su serie principal, creo al personaje de Angela, una cazadora proveniente del cielo, dedicada al exterminio de demonios. Cuando Gaiman salió de Image, trato de llevarse a su Ángel de caza, pero Todd había hecho arreglos legales para quedarse con la propiedad creada por Gaiman, alegando que todo fue encargo y no participación. Esto derivo en un juicio que duro por años y mancho severamente la imagen que los fanáticos tenían de Todd, quien finalmente perdió la pelea contra Gailman y entrego las patentes pertinentes, mismas que fueron a terminar en Marvel comics, empresa que Todd odia, pero donde Gailman pudo establecer a Angela mediante un acuerdo legal mucho mas legible y claro.




Rob Liefeld contra Marvel por malentendidos de trabajo



Deadpool tiene en su haber, la mancha de haber sido creado como una copia muy descarada del personaje Deathstroke de DC, algo que a su cocreador Fabian Nicieza dejó claro desde el inicio que “No era lo que tenia en mente cuando le dije a Rob que dibujara, pero las fechas estaban encima nuestro”, pero a este último le importó poco y el resto es historia. Desde los 90, Marvel y Liefeld han tenido un pique muy grande por cuestiones de derecho de autor, pues el dibujante exigió a Marvel un puesto mayor en la sala de creativos, el reconocimiento de sus creaciones con regalías mayores y un título exclusivo para él. Nada de esto sucedió y se fue con otros autores del momento a la escena independiente, donde tampoco estuvo exento de problemas, pero en lo que toca a Marvel, esta tuvo una rotación de ejecutivos durante fines de los 90, lo que le permitió a Rob volver a trabajar con ellos, pero una vez más, el ego y exigencias como pereza de Rob interfirieron. Rob ha puesto a Marvel en la balanza legal al menos en tres ocasiones, pero al final, la editorial siempre consiguió derrotarlo y apaciguarlo con algo de crédito y dinero extra, pero siempre terminando mal a la hora de volver a laborar juntos. De hecho, este mismo 2019, nuevamente volvió a suceder y parece no ser la última.



Superman quedo sin padres en la vida real



Cuando compras un cómic de Superman o vez una caricatura, cinta, videojuego o algo de su referencia, se verá el crédito “Por Jerry Siegel y Joe Shuster”, los dos creadores del primer superhéroe del siglo XX. Pero por años, ambos no figuraban como tales para la National Comics, la editorial que hoy conocemos como DC. Cuando ambos trabajaban para la editorial y crearon diferentes cómics, no fue hasta el histórico Action comics número 1 que presentaron a Superman al mundo y todo iba bien, pero los desacuerdos monetarios y legales por el personaje, los llevaron a la corte contra la National/DC, misma que, hasta el año 1996, se dijo que había hecho tratos sucios con la corte para quedarse con todos los derechos de Superman. Hablar de ello no tomaría unas páginas, sino una nota completa, pero para que se den una idea de la gravedad de lo mal que la editorial se porto con ellos, en los años 40 retiraron sus créditos como creadores del personaje, además de registrar y editar sin consentimiento de ambos al personaje como tal de Superboy. Al final y gracias a que Warner Bros compró a DC, las cosas llegaron a un entendimiento, pero esto solo se logró tras décadas de peleas legales y humillaciones.

Tags: geek cómics marvel DC comics peleas legales