Wolverine, Infinity watch

De vuelta a la acción
La constante más inamovible de los cómics, es que no importa cuantas veces veamos morir a un personaje, si es uno importante o de un rango elevado en popularidad con los fanáticos, su muerte deberá ser monumental, llena de seriedad y con una carga dramática tremenda para darle en el corazón de los lectores más fieles al personaje, mismos que saben que inevitablemente todo eso tarde o temprano importara poco, por que tarde pero seguro, volveremos a ver a dicho personaje de pie y listo para continuar donde se quedó y en este caso, quien mejor para ejemplificar dicha regla que el viejo cabeza dura favorito de todo fan de Marvel Comics y los hombres X, el mejor en lo que hace aunque esto no sea grato, James Howlett, mejor conocido como Logan, Wolverine.



Un compañero de viaje muy mentiroso



Durante su evento y etiqueta, LEGACY, Marvel trajo de vuelta a la acción al mutante de las garras de adamantium para seguir haciendo el trabajo sucio que nadie más debería de hacer. Aunque su regreso fue más callado y discreto en su momento, pues en la línea temporal actual de Marvel aún se encontraba el viejo Logan, proveniente de un futuro alterno apocalíptico, era necesario establecer que su regreso debía ser muy significativo para que todos voltearan a leerlo y que mejor manera que hacerlo que ponerle una gema del infinito en sus garras, literalmente.



Tras un atraco en la tierra por parte de un par de gigantes de Hielo, los cuales buscaban un arma en midgard, es decir la tierra, estos fueron emboscados por Wolverine quien, para entrar en calentamiento, descuartiza a los enemigos de asgard y de paso se toma una cerveza. Eso fue en su regreso al mundo, pero han pasado semanas desde ese momento y Logan tenia una ligera amnesia. Esto debido a que la manipulación por parte del culto mutante Soter, lidereados por la terrorista Perséfone quien pretendía usar a Logan para su propio beneficio, cosas que termina por salirse de control y de las manos, pues si algo ha mostrado la historia de este canadiense, es que una terrible idea usarlo como arma contra su voluntad. Al quedar libre nuevamente, Logan decide reencontrarse con sus viejos amigos, los Hombres X y para ello, regresa a la mansión X, tal vez el único lugar al que alguna vez ha llamado Hogar. Al llegar, es recibido con brazos abiertos por parte de Jean Grey, lo que en un inicio llena de felicidad a Logan, pero solo unos segundos, justo antes de darse cuenta que esto es un engaño y una ilusión por parte del dios de las mentiras, Loki, el cual le muestra a Logan que su hogar esta en ruinas y los X están en otro lado. Logan comprende que muchas cosas han pasado desde su muerte y las palabras de Loki sólo lo confunden más, ya que este lo recrimina por el uso indebido de la gema del infinito, el problema es que Logan no recuerda haber usado una gema o siquiera haber hablado con Loki antes de ese momento y sin tanto spoiler, ambos terminaran en un viaje por la búsqueda de las gemas infinitas, pero esto es Marvel y es el Dios de las mentiras y el X asesino favorito de todos, lo que promete ser una misión sencilla, tornarse en un graso problema.



Un equipo forzado pero efectivo



Aunque la saga del infinito en Marvel ya no es tan impactante como en su momento lo fue, esta singular aventura de Logan parece estar mas enfocada ha recalcar su regreso al Universo Marvel, algo que muchos ven como innecesario desde la saga “El Retorno” pero a su vez, se agradece que se use para cerrar arcos y elementos que quedaron con dudas desde LEGACY arranco. La unión con Loki parece más elaborada de lo que parece, pues el dios de las mentiras últimamente ha sido un foco muy interesante para todo el universo Marvel y no solo en las sagas de Thor. La mini serie en cuestión, Infinity Watch, solo prometio cinco entregas y al parecer resultan suficientes, ya que por un lado como se dijo, cierra lo que debe, pero a su vez abre camino para que Logan pueda volver de lleno a la continuidad general.


Tags: geek cómics wolverine Marvel Comics friki