Lugares terroríficos del mundo: Port Arthur

Port Arthur es una edificación ubicada en la península de Tasmania, en Australia, que fungió como prisión desde 1877.

Con una capilla, torre de vigilancia y fosas comunes de antiguos delincuentes, que recuerdan el cruel pasado de esta prisión colonial del Imperio Británico, el lugar es mejor recordado por la masacre que tuvo lugar el 28 de abril de 1996.




Murieron ese día 35 personas, entre ellas cuatro menores de edad, además de dejar 23 heridos. Lo sucedido es considerado el tiroteo más grave cometido por un individuo en la historia de Australia, que llevó a cambiar las leyes sobre el control de armas en ese país.



El responsable fue Martin Bryant, un joven de 29 años con discapacidad intelectual que usó fusiles semiautomáticos que había comprado sin licencia. Se sabe que Bryant pagó su boleto de entrada a la penitenciaría, que ya era usada como museo, comió ahí y hasta visitó la tienda de suvenires el día de la matanza.



Con el tiempo se descubrió que hizo lo que hizo porque le fue rechazada la venta de un ‘Bed and Breakfast’ llamado Seascape, que alguien más compró adelantándose al padre de Bryant.




Tras la masacre huyó y se escondió en el Seascape, luego matar a los dueños la mañana de la masacre. Pero la policía pudo arrestarlo al día siguiente cuando tuvo que huir de su escondite, que comenzó a quemarse. Se declaró culpable durante el juicio y se le dieron 35 cadenas perpetuas, sin posibilidad de libertad condicional.

Tags: lugares terroríficos mundo Port Arthur