Maximum Carnage

Los años 90 fueron de todo para la industria del cómic y no sólo del norteamericano, pues fue la mejor época para sobresalir tanto de cosas buenas como de verdaderas porquerías. Entre un coleccionismo extremo por culpa de Marvel, sustituciones de héroes en DC y un boom como nunca en los títulos independientes, fue el mejor momento para arreglar y arruinar tantas cosas. Marvel Comics por su parte, pensó que era un buen momento para realizar un magno evento brutal y descarriado del cual fuera protagonista, su personaje más vendido de ese momento, el amigable vecino de Nueva York, Spider Man y que mejor que hacerlo en toda su gloria con una historia masiva dentro de todos los títulos protagonizados por el teje redes, cinco en total y para justificar tal proyecto, que mejor que un villano relativamente nuevo y cuya popularidad iba en ascenso a ser toda una estrella, el infame Carnage.



¿Cómo resulto eso? Maximun Carnage

Entre la tristeza y la responsabilidad, surge la matanza



Peter Parker, Spidey, se encuentra en duelo. Tiene horas de haber sepultado a su mejor amigo y enemigo más peligroso por igual, Harry Osborn, el duende verde. Sintiendo que ha tocado fondo y su vida como Spider Man debe terminar, ya que ésta sólo le trae dolor y pena, decide colgar el traje, cosa que no será una opción en las próximas horas de su luto. En el instituto Ravencroft, el multihomicida, Cletus Kasady está por recibir un tratamiento que lo separe de su simbiótico alienígena que lo convierte en Carnage, pero esto sólo termina por liberarlo de forma desprevenida, lo cual aprovecha para fugarse y de paso, asesinar a todo lo que se ponga en su camino, sólo para sumergir a la ciudad caos. Pero no está solo, durante su escape liberara a la sociópata asesina Shriek quien se le une como “recién casados” y como regalo de luna de miel, comienzan una matanza en la ciudad. Poco a poco, Carnage recluta a otros supercriminales que están dispuestos a matar sólo para limpiar la ciudad, el Demogoblin, Carroña y el doppelganger maligno de Spider Man. Esto pondría en alerta a Venom, quien se siente responsable de la creación de Carnage y procede a enfrentarlo solo, pero es inevitablemente derrotado. Logrando llegar a duras penas a la casa de Peter Parker, quien se entera de lo que esta ocurriendo en la ciudad y a regañadientes, se une a Venom para enfrentar a Carnage y evitar que éste siga asesinando, algo que no lograra de forma inmediata y limpia.



Una historia rápida, muy larga pero efectiva



Máximum Carnage fue uno de esos eventos que, en primera instancia, pretendía ser algo grandioso e inesperado. Publicado en 1993 y con la firme intención de ser el salto definitivo de Spidey a una nueva generación de lleno, pues para muchos lectores, el personaje seguía arrastrando varios detalles de la década pasada. Esto explicaría porque se optó porque Marvel matara a Harry Osborn y enterrara de forma definitiva al Duende Verde, viéndolo como una metáfora de seguir adelante con cosas nuevas. Máximum también quería elevar la popularidad creciente del super villano Carnage y girar a Venom a ser un héroe de forma definitiva, cosa que vimos no resultó como se esperaba para ninguno, al menos no como se esperaba. 14 partes en total, extensa en verdad, pero bastante disfrutable. La serie fue víctima de la censura del momento, pero pudo sacar el concepto de matanza máxima sin la necesidad de llevar la violencia al terreno explicito. Actualmente, Marvel ha relanzado la serie en nuestro idioma en formato recopilatorio como best seller, pues pese que es verdad que la saga esta demasiado con sabor a los 90 y tiene puntos flojos en el guion y arte, consigue impactar al lector desde el inicio y mantener la acción durante toda la aventura. Nostálgica y efectiva que vale la pena estar en la colección de cualquier fanático moderno del teje muros.



Tags: geek cómics Marvel Comics Carnage Spider Man