Le extirparon la mitad de su cráneo tras una explosión en un laboratorio clandestino

Hay muchos chistes sobre 'no perder la cabeza' que no sabemos cuál contar primero
Un rapero perdió la mitad de su cráneo tras una fuerte explosión dentro de un laboratorio clandestino de drogas.

El suceso ocurrió en Colonia, Alemania, en 2017, cuando el rapero Dr. Knarf estaba en un laboratorio de drogas casero intentando crear una altamente concentrada forma de extracto de cannabis pero unas botellas que contenían gas propano, material que altamente inflamable, explotaron.



Knarf sufrió quemaduras en el 40% de su cuerpo y pasó tres meses en coma, sufriendo cuatro derrames cerebrales en ese lapso. Su cerebro se inflamó tanto que el personal médico tuvo que extirpar parte de su cráneo para salvar su vida, lo que lo dejó con una notoria hendidura en su cabeza.



El rapero se encuentra en silla de ruedas y actualmente está en rehabilitación para poder volver a caminar y declaró que planea grabar un nuevo álbum para el año 2020.

Tags: WOW viral Alemania