Siete películas que amamos aunque sean malas

No todo lo malo es pésimo, a veces las películas malas tienen su grado de genialidad y eso las hace tan entretenidas y perfectas como muchas otras cintas mucho más conocidas.

Estos son algunos placeres culposos del cine, es decir, de esas películas que quizá no sean tan buenas, pero no tememos decir que nos encanta verlas.

¿Cuál es su placer culposo cinéfilo número uno?

Crawl



Acción exagerada pero que resulta intensa gracias a una historia que mantiene el ritmo de adrenalina, la historia trata de una joven en medio de un fuerte huracán que busca a su padre en una zona inundada, donde cocodrilos amenazan sus vidas, igualo peor que la fuerte tormenta.



Serendipity



Una comedia romántica de lo más rosa, pero al mismo tiempo encantadora, habla de un romance destinado a ser y de la pareja que se reencuentra una y otra vez pese a todo obstáculo. Aquí dos personas se enamoran un buen día y luego dejan que la vida, si así está escrito, los reúna de nuevo.



Obsessed



No podemos negar que es una cinta bastante dramática con giros inesperados que en realidad resultan muy predecibles, pero disfrutarla es saber la clave es desconectarse de todo y no buscarle más lógica. Una mujer obsesionada con su jefe hará lo que sea por destruir el matrimonio del otro.



Never back down



Quizá está plagada de todo cliché imaginable, pero se divierte con su idea y por ello entretiene. No hay mucho que pensarle pero al menos deja algunas buenas reflexiones sobre defender al prójimo. En este caso, un joven aprende artes marciales y defiende así a sus amigos de los abusadores.



What A Girl Wants



No hay comedia de Amanda Bynes más predecible en su desarrollo como esta cinta que repite toda idea que cualquier otra película de su género haya hecho antes, pero no por eso se disfruta menos. Amanda hace de una adolescente que viaja a Reino Unido a conocer a su adinerado padre.



Final Destination



La franquicia es una delicia precisamente porque no siempre se rige bajo la lógica y la coherencia, pero el viaje no deja de ser entretenido. Un joven que salva a sus amigos de la muerte, debe descifrar ahora la forma de realmente salvarse de su destino marcado, o morir en el intento.



The Duff



Esta película es tan absolutamente genial y buena, como también puede ser mala. A su favor, es divertida y se acompaña de buenas ideas sobre identidad y relaciones sociales, pero no podemos pasar por alto los muchos clichés que repite y el cómo se apoya en varios símbolos de estereotipos.

Tags: geek películas películas malas