Cicatriz de varicela se convierte en cáncer 30 años después

Cáncer de piel
Louise Thorell, de 32 años, de Ashington, Northumberland, Inglaterra, vio cómo una cicatriz de varicela se convirtió en cáncer de piel, casi 30 años después de contraer el virus.

Thorell se enfermó de varicela cuando tenía 5 años y le quedó una cicatriz, que en 2018 notó que comenzó a cambiar. Se rascó y pensó que se curaría como cualquier otra costa, pero la herida abierta formó una extraña nueva especie de costra que durante meses pensó que se trataba de una infección, informa el New York Post.

Su ojo se hinchó y la herida comenzó a crecer, sanando y abriéndose de nuevo esporádicamente. Como tiene antecedentes familiares de cáncer, buscó sus síntomas en línea, temiendo lo peor.

"Mi nana tenía melanoma en el lado izquierdo de la cara, casi en el mismo lugar […] Hice una cita con mi médico y me derivaron muy rápidamente a la clínica de melanoma", cuenta ella.

Semanas después le dijeron que había desarrollado carcinoma basocelular (BCC), un tipo común de cáncer de piel.

“Me dijeron que era más raro que las personas de mi edad contraigan BCC, ya que generalmente son los pensionistas quienes lo contraen en la cara o el cuero cabelludo por la exposición prolongada al sol”, agrega.

Después de recibir tratamiento y necesitar cirugía correctiva para reducir el daño, Thorell dice que a pesar de todo es afortunada porque el diagnóstico no fuera peor. "Al principio no esperaba que el tamaño de mi cicatriz fuera tan grande como es. Me sentí muy mal por cómo me veía. Traté de bromear al respecto y burlarme para aligerar mi estado de ánimo. Esto duró algunas semanas. Cuando comencé a verlo curando, mi bondad, mi espíritu se levantó. Me siento afortunado y bendecido de que no fue peor. Mi cara ha cambiado para siempre, pero ya no tengo cáncer de piel", concluye.

Tags: imagen varicela cancer piel paciente diagnóstico costra herida.